Jennifer Aniston es una de las reinas de las comedias aunque la actriz está en la lista de personalidades para las que coger un avión es más bien un dramón. La intérprete lo pasa realmente mal cada vez que tiene que completar un vuelo, hasta el punto de que durante algunos años no se subía a ningún aparato si no se contemplaba un requisito, para ella, totalmente indispensable. Momento de abrocharse el cinturón.

Y es que los caprichos de algunos y algunas celebs parecen no tener límites. En el caso de una de las protagonistas más carismáticas de la serie Friends, el trance a la hora de volar podría recordar al pánico que sentía uno de los personajes de otra serie carismática: El Equipo A. Nos referimos a M.A Barracus, el más duro de ellos, pero al que tenían que engañar camuflando somnífero en un vaso de leche para que pudiera subirse a cualquier avión sin poner resistencia.

Jennifer Aniston con un vestido escotado el pasado enero en Los Ángeles Jennifer Aniston con un vestido escotado el pasado enero en Los Ángeles (Gtres)

El caso de Aniston no es tan extremo, pero tampoco se queda corta. Y es que durante muchos años la actriz se negaba a subir a un avión si no le acompañaba a bordo un médico equipado con todo un equipo de emergencias por lo que pudiera pasar. La presencia del doctor era lo único que amortizaba un poco el impacto de verse constantemente en peligro y superar una fobia que todavía arrastra, por lo que difícilmente, si coincidís con ella en un vuelo, la veréis con el cinturón desabrochado.

La intérprete californiana confesó que su temor apareció de manera drástica cuando hace unos años vivió un vuelo agitado, atravesando una tormenta que le llevó incluso a pensar que iba a perder la vida. “Nos quedamos atrapados en una tormenta eléctrica y el vuelo de Toronto a Nueva York duró dos horas, lo cual es el doble del tiempo requerido”, confesaba Aniston en una revista americana.

He leído sobre la aerodinámica y las turbinas, pero aún así me pongo nerviosa

Jennifer Aniston

Actriz

“Cada vez que volábamos sobre un campo abierto yo tenía la esperanza de que el piloto decidiera aterrizar de emergencia, pero no lo hizo. Desde entonces, también me dan miedo los despegues… he leído sobre la aerodinámica y las turbinas, pero aún así me pongo nerviosa”, aseguraba en la misma publicación. Una mala experiencia que derivó en una fobia y en su manía de hacerse acompañar siempre por un doctor.

Jennifer Aniston no está ni mucho menos sola en el mundo ‘celeb’ con fobia a volar. Algunos de sus acompañantes de lujo son, por citar algún ejemplo mediático, Lenny Kravitz, Woody Allen, Sylvester Stallone, Selma Blair o Megan Fox. El caso de esta última merece un capítulo aparte y es que la intérprete tiene interiorizado un curioso método para poder coger un avión. Fox debe ponerse música durante todo el viaje y no una banda sonora cualquiera, sino temas de Britney Spears que, según ella, son los únicos que le llevan a soportar el trayecto con la confianza de que aterrizará sin problemas.

La actriz Jennifer Aniston, en una imagen de archivo La actriz Jennifer Aniston, en una imagen de archivo (Gtres)

Miembro del Mile High Club

Pero regresemos ahora de nuevo a nuestra protagonista principal, una Jennifer Aniston, que a pesar de su reconocida fobia, tiene en su currículum dos episodios que contrastan bruscamente con todo lo que hemos explicado anteriormente. Y es que la actriz no tuvo reparos en aceptar ser la cara visible de…¡una aerolínea! La californiana grabó hace unos años un anuncio con Emirates en el contaba todas las bondades de volar con esta compañía, algo que tiene su gracia teniendo en cuenta su particular fobia que, como era de esperar, queda completamente camuflada en este comercial, a pesar de la pesadilla que sufre en la ficción.

Aún así, lo bueno está por llegar y lo hemos dejado para el final. Aniston, que estrenará película en la plataforma Netflix junto a Adam Sandler, acudió hace un año al programa televisivo de Ellen DeGeneres donde hizo una confesión que, como era de esperar, no pasó por alto. Y es que la actriz admitió haber tenido relaciones sexuales en un avión y, en pleno subidón de la conversación, aseguró haberlo hecho con un piloto y un copiloto, en una revelación que muchos se tomaron como una broma para seguir el tono del programa.

Jennifer Aniston de Versace sobre la alfombra roja de los Oscar 2015 Jennifer Aniston de Versace sobre la alfombra roja de los Oscar 2015 (Jordan Strauss/Invision/AP)

Sea como sea, la actriz parecía convencida a la hora de revelar que es socia del llamado Mile High Club (Club de la Milla de Altura), reservado para aquellos que han tenido relaciones sexuales en pleno vuelo. De hecho, existe una web donde se pueden encontrar instrucciones para ingresar en el club con un apartado especial de tienda online para comprar pegatinas, tazas, camisetas y demás. Otros famosos confesos de este peculiar círculo son Miranda Kerr, Kim Kardashian, John Travolta o John Legend. Una terapia que, en el caso de Jennifer Aniston, puede suponer un importante ahorro de estrés y gastos en doctores de altos vuelos.

Jennifer Aniston tiene una de las melenas más deseadas de la historia Jennifer Aniston tiene una de las melenas más deseadas de la historia (Gtres)

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.