[ad_1]

El excandidato demócrata al Senado por Texas es uno de los favoritos para ganar la nominación a la Presidencia de EEUU

Beto O’Rourke, el joven excandidato demócrata al Senado por Texas, arrancó formalmente este jueves su campaña para las elecciones de 2020 en Iowa con la promesa de ofrecer un mensaje “positivo y de unidad” y crear “la mayor campaña de base” de la historia de Estados Unidos.

“Estoy compitiendo para servirles como el nuevo presidente. Los desafíos que encaramos son las mayores desde que tenemos memoria. Nadie puede enfrentarlos por sí solo. Solo este país puede hacerlo, y solo si construimos un movimiento que nos incluya a todos”, dijo O’Rourke en un vídeo en el que aparece acompañado por su esposa.

Vamos a crear la mayor campaña de base que jamás haya visto este país“, agregó.

Minutos después, a primera hora de la mañana, el joven aspirante demócrata celebraba su primer acto en una cafetería en Iowa, estado simbólico, ya que es el primero del país en celebrar primarias y que el próximo año tendrán lugar a comienzos de febrero.

O’Rourke, que fue congresista estatal en Texas, perdió el pasado año la contienda por uno de los dos asientos en el Senado federal por su estado natal ante el republicano Ted Cruz.

Pese a la derrota, lo apretado del resultado final en un estado tradicionalmente conservador como Texas, le erigió como uno de los políticos más populares del país y logró recaudar millonarias aportaciones gracias a la expectación generada y su hábil uso de las redes sociales.

En los últimos días de la campaña, recibió el respaldo de famosos como la estrella de baloncesto LeBron James y la cantante Beyoncé.

Desde hacía meses se valoraba la posibilidad de que saltase a la campaña por la candidatura demócrata en 2020, algo que había mantenido en suspenso.

Casado y con tres hijos, el joven político desveló su ambición cuando el pasado mes de febrero el actual presidente de Estados Unidos, Donald Trump, visitó su ciudad natal, El Paso (Texas), fronteriza con México, para un acto político en el que defendió su polémica promesa del muro con el vecino del sur.

O’Rourke, que habla español con fluidez, convocó rápidamente un acto paralelo al del presidente en el que resaltó los contrastes con Trump, quien ya ha anunciado que buscará la reelección en 2020, y celebró la diversidad y la riqueza de su ciudad natal ante la agresiva retórica del mandatario.

Asimismo, indicó que no solo se opone al refuerzo del muro en la frontera, sino que también se comprometerá a derribar la barrera fronteriza existente.

Esta mañana en Iowa, el ya aspirante demócrata subrayó que “cualquiera de los demócratas que compiten hoy sería mucho mejor que el actual ocupante de la Casa Blanca”.

Hijo de un juez de condado, después de recorrer el país en sus tiempos universitarios como bajista de una banda de punk y estudiar en la Universidad de Columbia de Nueva York, O’Rourke regresó a El Paso para lanzar una compañía de internet.

En el ámbito económico, se encontró en el centro de la agenda demócrata, especialmente por su defensa del libre comercio.

O’Rourke se une así una disputada contienda para la primarias demócratas en las que están ya confirmados 14 aspirantes, entre ellos el senador Bernie Sanders, las senadoras Kamala Harris y Elizabeth Warren, y el ex secretario de Vivienda Julián Castro.

[ad_2]

Source link