La Sala de Apelación del Supremo ha rechazado la excarcelación solicitada por Oriol Junqueras, exvicepresidente de la Generalitat y cabeza de lista electo de ERC, quien ingresó en prisión el pasado 2 de noviembre al ser investigado por los supuestos delitos de rebelión, sedición y malversación en el procés que culminó con la declaración unilateral de independencia del 27 de octubre pasado.

La defensa de Junqueras pidió al Supremo en una vista, celebrada este jueves, la revisión de su ingreso en prisión provisional y su sustitución por otras medidas cautelares, que permitieran al político ejercer sus derechos de defensa, así como sus derechos políticos y el de los miles de electores que lo han votado en los comicios del 21 de diciembre pasado.

El juez instructor, Pablo Llarena, había dejado abierta la posibilidad de la excarcelación del líder de ERC si desaparecían las causas que llevaron a tomar esta medida, en especial el riesgo de reiteración delictiva.

La Sala de Apelación ha desestimado el recurso de Junqueras, según el auto difundido este viernes y que ha tenido como ponente al presidente de dicha Sala, Miguel Colmenero.

A este respecto, la Fiscalía destacó en la vista de apelación que existe el riesgo de reiteración delictiva ante “la ausencia de un compromiso con la legalidad constitucional y sin que se haya producido por su parte ninguna renuncia al uso de vías ilegales para la defensa de su proyecto político”.Por el contrario, el propio Junqueras se definió como “un hombre de paz” que apuesta por la vía del diálogo bilateral y la negociación, al igual que el programa electoral con el que se presentó a las elecciones.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.