En el despacho del Intendente de la localidad misionera Colonia Wanda, en el norte de Argentina, estaban todos sorprendidos. Llegó un insólito pedido del juez de paz José Roberto Segovia pidiendo que “detengan” y quiten de la vía pública a un perro debido a que los vecinos de la zona se quejaban del animal.

”Molestias y daños de consideración”, fueron los argumentos que el juez estableció en su curioso escrito. Su pedido logró que el municipio dedicara personal policial a salir a buscar al perro, aunque la mascota está desaparecida desde entonces.

Aunque parezca mentira, un equipo de 11 personas sigue buscando al perro, que al parecer se llama Pufi. Es nada más y nada menos que un prófugo de la justicia misionera. Según anuncia el sitio Reporte Misiones el municipio cuenta con un refugio en “óptimas condiciones para la recepción de perros callejeros o perdidos, dotado de una infraestructura única en la provincia”.

Allí quedará el perro una vez que sea detenido, si es que lo encuentran finalmente. Según se rumorea el animal en cuestión tendría dueño y si lo hallan tal vez tenga que hacerse cargo de los problemas que genera su polémica mascota.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.