Ocasio-Cortez vuelve a sufrir un ataque de los republicanos por un falso desnudo

[ad_1]

Los conservadores critican a la congresista más joven de la historia por su inexperiencia, sus propuestas y hasta por su forma de vestir

La congresista demócrata Alexandria Ocasio-Cortez, la más joven de la historia de los EEUU, con 29 años, ha sido diana de las críticas de los republicanos conservadores e ídolo emergente de la nueva izquierda demócrata estadounidense desde que llegase al cargo. El hecho de ser joven y de origen puertorriqueño, aunque nació y se crió en el Bronx de Nueva York, líder comunitaria y educadora de clase trabajadora no casa con los valores que propone por ejemplo el presidente de EEUU, Donald Trump. Sus propuestas a favor de los más desfavorecidos e incluso su forma de vestir, todo con un tufo machista bastante evidente, sacan de quicio a los ‘carcas’ de Washington.  Aquellos que la critican achacan también su falta de experiencia.

Ahora, Ocasio-Cortez ha sufrido un nuevo ataque. El portal de noticias de derechas ‘Daily Caller’ publicó el pasado lunes una foto que muestra los pies descalzos de una mujer que se está bañando acompañada de un dudoso titular: “Aquí está la foto que algunos describen como una selfie de Alexandria Ocasio-Cortez desnuda“. La imagen, circulaba por foros de internet desde hacía un mes y había sido atribuida falsamente a la política por un usuario de Reddit. De ahí, saltó a wikiFeets, el mayor portal del mundo para fetichistas de pies, y de ahí al ‘Daily Caller’.

Ocasio-Cortez, de 29 años, ha respondido al ataque en Twitter afirmando que era “sólo una cuestión de tiempo” que algo así saliese debido a que los republicanos habían estado “echando espuma por la boca toda la semana”. La congresista también ha denunciado que otro diario sensacionalista, el ‘Daily Mail’, ha enviado a una reportera a las casas de los familiares de su novio ofreciéndoles dinero a cambio de “historias” sobre ella.

La imagen de los supuestos pies de Ocasio-Cortez en realidad pertenece a la activista política Sydney Leathers, según ha admitido ella misma. “Siento que unos asquerosos estén tratando de fingir que mis fotos son en realidad fotos tuyas”, ha afirmado en la misma red social.

Hace tan solo unos días ya hubo otra polémica con la congresista tras hacerse viral un vídeo de sus tiempos universitarios. ‘Sandy’, como se identificaba a Ocasio en el vídeo en cuestión, aparecía junto a otros estudiantes de la Universidad de Boston bailando de manera desenfadada al ritmo de la canción ‘Lisztomania’, del grupo Phoenix. Nada malo, aunque a algunos republicanos tampoco les sentó bien.

Según varios medios locales, el vídeo fue difundido a través de la red social Twitter por un usuario anónimo que posteriormente eliminó su cuenta. El clip iba acompañado del comentario: “Aquí está la comediante sabelotodo favorita de Estados Unidos actuando como la imbécil sin sentido que es“.

Ocasio respondió con una grabación en sus redes sociales en la que entra bailando a su oficina del Congreso. “He oído que el Partido Republicano piensa que las mujeres que bailan son un escándalo. Pues ya verás cuando se enteren de que las mujeres congresistas también bailan”, escribe la excamarera en el mensaje que acompaña a su rítmica entrada en el despacho.

Cortez, de 29 años y de ascendencia puertorriqueña, saltó a la fama cuando se impuso en las elecciones primarias del Partido Demócrata al candidato oficial, el veterano congresista Joe Crowley, un peso pesado de la agrupación que llevaba en su escaño desde 1999.

Desde entonces, Cortez, junto a otras jóvenes políticas de su formación, se convirtió en la punta de lanza de una nueva generación de ideología socialista crítica con su propio partido y que ha hecho de las redes sociales su principal medio para mantener el contacto con sus seguidores.

Tanto sus propuestas políticas, como subir los impuestos a los más ricos o imponer la atención sanitaria universal, como su manera de vestir o sus vídeos en Instagram y ahora esta grabación de sus tiempos universitarios, se han convertido en continuas fuentes de polémica y discusión entre sus muchos críticos y simpatizantes.



[ad_2]

Source link

Deja un comentario