La victoria de Inés Arrimadas en las elecciones catalanas rompió muchos pronósticos y la situó al frente de la oposición al independentismo. Pese al enconamiento de la crisis catalana, está convencida de que más pronto que tarde habrá que sentarse a una mesa para hallar una solución. Sólo pone dos condiciones: respeto a la legalidad vigente y respeto a la voz, los derechos y los sentimientos de los catalanes no independentistas.

En la situación actual de bloqueo en el Parlament, ¿se arrepiente de no haber dado un paso al frente tras el 21-D y presentarse a la investidura?

Con una minoría parlamentaria desgraciadamente no se desbloquea la situación. Tenemos una ley electoral que injustamente, y con el apoyo del PP y los socialistas, otorga mayoría parlamentaria a los independentistas y castiga el voto metropolitano. Además ya han empezado a contar los plazos tras la investidura fallida de Turull y vemos como

Si el separatismo vuelve a la legalidad, veo opciones para un acuerdo de desbloqueo”

no hay garantía de que los separatistas puedan formar gobierno pese a contar con mayoría.

En el último pleno casi todos los partidos coincidieron en calificar de estéril su victoria electoral. ¿Teme que alguno de sus votantes pueda sentirse decepcionado?

Quizá los votantes de Podemos y el PSC se sorprendan de que sus partidos se dediquen a atacar a Ciudadanos en vez de criticar el proceso independentista. Ese voto sí que no ha servido para nada. En cambio, no se solucionará la situación en Catalunya con fórmulas que no cuenten y marginen a Ciudadanos y sus votantes. Somos la garantía del desbloqueo y de que la parte no independentista sea respetada y escuchada en el Parlament.

Miquel Iceta (PSC) y Xavier Domènech (Comuns) han hecho propuestas de gobierno de coalición para salir de la encrucijada, ¿podría apoyarlos?

Antes de un gobierno de concentración prefiero hablar de un gobierno que respete las leyes. Domènech e Iceta no han definido muy bien sus propuestas. No se sabe si Podemos quiere gobernar con los independentistas, con lo herederos de Convergència, y expulsar a Cs de cualquier pacto. En todo caso, debemos todos ser generosos y ceder en algún punto, pero siempre dentro de la ley y el respeto a los votantes de Cs, PSC, comunes y PP. El independentismo debe aceptar que todos formamos parte del pueblo de Catalunya. Si además vuelven al campo democrático, veo muchas opciones de llegar un acuerdo para desbloquear la situación.

Los meses sin ejercer su mayoría indican que JxCat y ERC temen otras elecciones”

Pero ¿se abstendría en un gobierno que, pese a tener un presidente independentista, renunciara a la vía unilateral?

Reitero, primero deben aceptar volver al terreno común de las leyes y admitir que el proceso fue un gran engaño. A partir de ahí se puede ver qué mayorías hay. Fíjese si ponemos pocas condiciones nosotros.

Usted pide al independentismo que admita que el proceso ha sido un fracaso, pero ¿no cree que la situación a la que hemos llegado es un gran fracaso colectivo de Catalunya y el conjunto de España?

Todos tenemos responsabilidad, pero más los independentistas. Cs nació hace once años avisando de que el nacionalismo, mientras el PP y el PSOE seguían pactado por intereses partidistas con la CiU de Jordi Pujol y Artur Mas, acabaría provocando un conflicto social. La fractura no se gesta en una tarde ni en dos meses. Otra cosa que debemos tener clara es que nadie va a venir de fuera a salvarnos la papeleta, esto no es un problema entre España y Catalunya, sino entre catalanes.

¿Cs no tiene responsabilidad alguna en todo este desaguisado?

Seguro que nosotros también podríamos haber hecho algunas cosas mejor, pero hemos de ser conscientes de que hasta ahora Cs no ha gobernado ni en España ni en Catalunya. Así que la máxima responsabilidad es obviamente de aquellos partidos que sí han gobernado durante décadas y han tenido poder y recursos.

Si el independentismo persiste en la vía unilateral, ¿es partidaria de mantener el 155?

Los partidos independentistas no quieren que acabe el 155 porque ahora mismo no quieren gobernar dentro de la ley y tener que enfrentase a las listas de espera, a la deuda, a los barracones escolares… No quieren enfrentarse a la realidad.

Cs, PSC, comunes, PP también formamos parte del pueblo de Catalunya”

“Debe volver la concordia en el Parlament para que pueda volver la concordia a la calle”, afirmó recientemente en la Cámara…

Hay diputados que no saludan a los de partidos constitucionalistas porque nos consideran carceleros, fachas… Al pronunciar esa frase intentaba que todos vieran la responsabilidad que tenemos, porque lo que nosotros hacemos, decimos, influye en la calle. Y cuando tú niegas el saludo a otro diputado, en el fondo estás enviando un mensaje a sus votantes de que pueden despreciar a los votantes de otras formaciones. Quiero acabar con eso. Es como cuando algunos ayuntamientos independentistas declaran persona non grata a dirigentes de Cs, PSC o PP; o cuando dicen que el pueblo de Catalunya está con Puigdemont y expulsan así a millones de votantes que no lo apoyan. Yo no puedo decir que todo el pueblo de Catalunya está conmigo. No es verdad, y eso que gané las elecciones.

Si tuviera que apostar, ¿cree que habrá algún tipo de acuerdo de gobierno entre los independentistas, solos o con los comunes, o que acabaremos en nuevas elecciones en julio?

Están explorando un acuerdo con Podemos, pero es difícil saberlo. Si los partidos independentistas tuvieran claro lo que quieren, ya hubieran llegado a un acuerdo hace días. Tantos meses sin gobierno, sin ejercer su mayoría, indica que temen las elecciones. Cs no tiene ningún problema con ir a las urnas.

Las fuerzas independentistas reprochan a Ciudadanos que no se girara en el pleno hacia la tribuna para ovacionar a familiares de políticos que están en prisión provisional…

Entiendo el dolor de estas familias, pero a muchos de los dirigentes que hoy están en prisión, algunos por cierto con los que yo tenía una buena relación personal, les dije muchas veces que no avanzaran hacia la DUI, que se iba a generar un conflicto muy grave.

No seré candidata a la alcaldía; mi lugar está en el Parlament defendiendo el ‘seny’”

¿Qué le respondían?

Estaban convencidos de lo que hacían. Yo tengo la conciencia tranquila, hasta el último momento pedí a Puigdemont que convocara elecciones, era un salida digna con urnas de verdad. Pero pensaban que se enfrentaban a Rajoy, cuando en realidad lo hacían a una gran democracia europea.

¿Si son sentenciados, defenderá un indulto político?

Primero debemos ver qué pasa en los tribunales. Los políticos tenemos que ser como el resto de los ciudadanos y cumplir con la ley. No podemos tener privilegios.

A un año de las municipales los sondeos señalan que Cs podría pelear por la alcaldía de Barcelona. ¿Se plantea liderar la candidatura naranja?

Sacaremos un gran resultado en Barcelona, un Consistorio que Colau ha puesto al servicio del independentismo. Pero mi papel está muy claro en el Parlament defendiendo el sentido común, el seny y el más de millón de catalanes que confiaron en nosotros. No seré candidata a la alcaldía.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.