La embajadora de Estados Unidos ante la ONU, Nikki Haley, avivó hoy la polémica al decir que no se confundió este domingo al realizar unas declaraciones en las que aseguraba que Washington anunciaría el lunes nuevas sanciones contra Rusia por sus vínculos con el presidente sirio, Bachar al Asad.

Según sostuvo Haley en una entrevista concedida al canal CBS el domingo, dos días después de que Estados Unidos, Francia y Reino Unido lanzaran un ataque con misiles contra Siria, el Departamento del Tesoro preveía imponer sanciones contra aquellas compañías rusas que han ayudado a desarrollar armas químicas al Gobierno de Al Asad.

El asesor económico de Trump, Larry Kudlow, declaró a periodistas que Haley se había “adelantado” y que “había podido haber cierta confusión sobre el tema”

Sin embargo, el lunes no sólo no se produjo el anuncio de nuevas sanciones contra Moscú, sino que además la prensa informó de que el presidente Donald Trump comentó a los miembros de su equipo de seguridad que se sentía “molesto” por las declaraciones de la embajadora.

Ese mismo día, la portavoz de la Casa Blanca, Sarah Huckabee Sanders, aseguró en un comunicado que su Gobierno tomará “en un futuro cercano” una decisión sobre las posibles sanciones, pero rechazó concretar una fecha.

El asesor económico de la Casa Blanca, Larry Kudlow, avivó hoy la polémica al declarar a un grupo de periodistas que Haley se había “adelantado a los acontecimientos” y consideró que “había podido haber cierta confusión momentánea sobre el tema”. “Con todo respeto, yo no me confundo”, respondió Haley a través de un comunicado enviado a la cadena Fox.

Durante meses Trump ha recibido numerosas críticas de miembros de su propio partido, el Republicano, por no haberse mostrado más duro con el presidente ruso, Vladímir Putin, a quien alabó en numerosas ocasiones durante la campaña presidencial de 2016 y con quien está tramitando una futura reunión en la Casa Blanca.

En las últimas semanas, sin embargo, el presidente de EE.UU. parecía más predispuesto a sacar músculo ante el Kremlin y, de hecho, de producirse esta nueva ronda de sanciones sería la tercera que impone Estados Unidos contra Moscú en las últimas cuatro semanas.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.