Corría el año 1981 cuando una niña de nueve años llamada Nikka Costa sorprendía en el panorama musical con la canción (Out there) On my own, una melódica balada repleta de nostalgia que fue compuesta por su padre, Don Costa, un famoso director de orquesta y productor musical.

Con su melena rubia ondulada, unos grandes ojos verdes y dueña de una voz angelical, la pequeña conquistó al público y cosechó un gran triunfo en Australia y Europa (especialmente Alemania, Italia y España), aunque en Estados Unidos pasó bastante inadvertida. Aquella canción que sonaba en todas partes y empezaba con “Sometimes I wonder where I’ve been…” fue el top 1 de un álbum que se convirtió en disco de platino y sonó en el musical Fama.

Doménica Costa (su verdadero nombre) nació el 4 de junio de 1972 en Tokio durante un viaje de sus padres a la capital japonesa, pero tiene la nacionalidad estadounidense. Entró en contacto con la música desde niña -a los cinco años grabó un single con el cantante hawaiano Don Ho- y siempre obtuvo el apoyo incondicional de sus progenitores.

Su padrino fue nada más y nada menos que Frank Sinatra. ‘La Voz’ era un gran amigo de Don Costa, que había compuesto varios éxitos para él y Barbra Streisand, además de haber descubierto a Paul Anka.

Su segundo álbum llevaba por título Fairy Tales (Cuentos de hadas) y se publicó en 1983 con una portada en la que Nikka aparecía disfrazada de payaso. Poco después, su padre moría a los 57 años a causa de un ataque al corazón. Tras este triste episodio de su vida, la joven se tomó un tiempo alejada de la música para continuar sus estudios hasta que en 1989 publicó Here I Am… Yes, It’s Me, repleto de temas pop, un género que fue abandonando posteriormente para acercarse más al funk y el soul de los artistas de la Motown.

Ya siendo adulta, Nikka fue trabajando su voz, que modeló hasta adquirir toda clase de registros. Educada y de buenos modales, en el escenario dejaba atrás su imagen de niña buena y se dejaba la piel transformándose en una artista de personalidad arrolladora. Pura energía hecha de buenas vibraciones.

Nikka Costa Nikka Costa (Gtress)

Su cuarto álbum, Butterfly Rocket, fue editado en 1996 solo en Australia con el sello discográfico Virgin Records. Y Everybody Got Their Something (2001) funcionó algo mejor. Uno de los singles, So Have I For You, coescrito con los Beastie Boys, se pudo escuchar en la banda sonora de la película Crossroads (2002), protagonizada por la cantante Britney Spears.

Su imagen se volvió más rockera, sexy y salvaje con Can’tneverdidnothin’ (2005), que obtuvo críticas favorables y con el que se fue de gira al lado de Lenny Kravitz, que colaboró con ella en la grabación del disco. Con Pebble to a Pearl (2009) mezcló jazz, soul y funk bajo el sello de su propia compañía, Go Funk Yourself Records. Este álbum fue producido por su marido, el músico australiano Justin Stanley, y contó con la colaboración de Jamie Lidell y Beck.

La cantante ha grabado su propia versión del hit Nothing Compares to you, compuesto por Prince, y ha participado en la banda sonora de otros filmes como Blow, protagonizada por Johnny Depp y Penélope Cruz con el tema Push & Pull y ha prestado su Everybody Got Their Something para la comedia Loca obsesión, con Sandra Bullock y Bradley Cooper. En 2010 coescribió la canción Diamonds Made from Rain de Eric Clapton.

Su último trabajo ha sido Nikka & Strings, Underneath and in Between, publicado en 2017 y en el que Nikka, de 45 años, ofrece su lado más sensual. Con todo, su carrera se ha situado en un discreto segundo plano y de lejos ha vuelto a alcanzar los buenos tiempos de sus inicios musicales.

Costa vive desde hace años en Australia con su marido y sus dos hijos, Sugar (2006) y Suede (2013). Le gustan las redes sociales. Tiene Instagram y cuenta de Twitter, donde se define como madre, cantante, escritora, luchadora y amante.

Costa vive desde hace años en Australia con su marido y sus dos hijos y continúa cantando

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.