El presidente del Gobierno de Aragón, Javier Lambán, ha advertido de que los próximos dos o tres días van a ser “muy complicados” en la Comunidad debido a la crecida extraordinaria del río Ebro, si bien ha subrayado la cooperación entre instituciones para impulsar el operativo que tendrá como prioridad “proteger a las personas”.

El presidente aragonés ha admitido que los pronósticos “son preocupantes, iguales o superiores a los de 2015”, por lo que ha indicado que ya se está trabajando en la evacuación de las granjas para “evitar percances irreversibles” como los ocurridos en la riada de hace tres años.

El Ebro a su paso por Castejón (Navarra) registra un caudal de 2.349 metros cúbicos por segundo y una altura de 7,41 metros, mientras que en Zaragoza alcanza ya los 4,13 metros y los 1.417,52 metros cúbicos por segundo, en ambos casos con tendencia ascendente, según los datos actualizados que ofrece el Sistema Automático de Información Hidrológica de la Confederación Hidrográfica del Ebro

Una carretera cortada en Navarra

El desbordamiento del río debido a las intensas lluvias ha obligado a cortar la carretera N-113 en Castejón. Se han establecido desvíos señalizados por la AP-15 y por la N-121, según ha informado la Policía Foral.

El Gobierno de Navarra ha decretado este jueves la fase de emergencia del Plan de Inundaciones, 24 horas después de que se declarara la situación de preemergencia y tras comprobar que las previsiones meteorológicas se han cumplido y los caudales en cabecera de los ríos de la vertiente mediterránea han sido muy cuantiosos (Arakil, Aragón, Arga, Ega e Irati).

Operativo preventivo en Logroño, aunque no se espera desbordamiento

El Ayuntamiento de Logroño ha activado el operativo preventivo ante la constante crecida del caudal del río Ebro a su paso por la ciudad.La previsión es que el caudal del río alcance los 900 metros cúbicos por segundo durante esta madrugada, aunque en principio no existe riesgo de desbordamiento. En estos momentos el caudal es de 723 metros cúbicos por segundo y la altura de las aguas de 3,14 metros con tendencia a seguir aumentando el nivel hasta los 900.

En cualquier caso, Protección Civil coordina y mantiene activado el operativo de carácter preventivo, en el que participa también Policía Local y Bomberos, y realiza un seguimiento de la evolución de la crecida del Ebro, tomando las medidas necesarias.

Aemet alerta de los efectos del deshielo sumados a los episodios de lluvia

El ascenso térmico provocará un deshielo “lento” que, sin embargo, se sumará a las grandes cantidades de precipitación recogidas en las últimas semanas y en estos últimos días, lo que puede ocasionar desbordamientos en el Ebro, la zona más afectada por los deshielos junto con la Sierra de Gredos, según ha informado la Agencia Estatal de Meteorología (AEMET).

La portavoz de la entidad, Ana Casals, ha indicado que en áreas de montaña hay acumulada bastante nieve y además, los últimos días y horas ha llovido de manera “abundante”, sobre todo en Álava o Navarra. Igualmente se han recogido cantidades “importantes” en el sistema Central.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.