La narcoviolencia en México provocó un saldo de 12.532 homicidios en el año 2017, es decir, un promedio de 34,3 muertes al día. Así lo dio a conocer un conteo elaborado por el diario Milenio, en el que detalló que el año pasado fue el más sangriento para los ciudadanos de la República Mexicana tan solo por debajo de 2010, periodo en el que se contabilizaron 12.658 muertes en el país.

De acuerdo con la misma fuente, el número de decesos registrados en 2017 se debió a la “disputa de territorios” y “ajustes de cuentas” de los cárteles rivales de la droga. Estos crímenes representan un aumento del 14,3 % respecto a la cifra media contabilizada en 2016, la cual rondó en 30 muertes por día.

El rotativo mexicano explicó en su análisis que, en poco más de una década, murieron 104.064 personas a causa de la guerra entre las bandas del crimen organizado y el combate que, hasta ahora, sostiene el Gobierno para erradicar la siembra, producción y comercialización de estupefacientes en todo el país.

Violencia desmedida

Según el último informe de incidencia delictiva del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública (SESNSP), de enero a noviembre de 2017 se registraron 616.416 robos en México, de los cuales, 212.850 se efectuaron con violencia y 403.566 sin violencia.

Durante el mismo periodo de tiempo, los ministerios públicos del país contabilizaron 23.101 homicidios dolosos y 14.426 asesinatos culposos. Además, dichas dependencias registraron un total de 1.057 secuestros, 113.533 casos de daños en propiedad ajena, 136.708 lesiones dolosas y 11.893 delitos sexuales.

Imagen ilustrativa

A este respecto, José Reveles, especialista en temas de seguridad en México, reveló que “el aumento de la violencia en el país se debe a una estrategia fallida de militarización por parte de los gobiernos de Vicente Fox, Felipe Calderón y, recientemente, Enrique Peña Nieto, actual presidente del país”.

Y agregó: “Los gobernantes mexicanos creen que la delincuencia se combate con más delincuenciay no es así, necesitamos una estrategia que impida la presencia del Ejército en las calles”. En entrevista con RT, Reveles insistió en que “se debe mejorar el sistema de procuración de justicia y aplicar la ley a todo aquel que cometa un agravio”.

Y añadió: “En México, la ley es para quién puede comprarla, para los que no tienen esa posibilidad, existe la cárcel”. Esta reflexión —dijo el especialista mexicano— “tiene que ver con la incesante corrupción que impera en todos los órdenes de gobierno del país, la cual impide comprender que un problema tan delicado como la seguridad, no se puede resolver con más armas y más muertes”.

José Luis Montenegro

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.