El multipartidismo político en nuestro país ha llegado para quedarse, según puede deducirse del barómetro del CIS (Centro de Investigaciones Sociológicas), correspondiente al mes de Enero, hecho público este jueves, horas después de que su presidente, el dirigente socialista José Félix Tezanos, compareciese en el Parlamento para justificar su trabajo. Toda su intervención, vino a justificar los resultados conocidos hoy, unos resultados, en los que no hay ninguna cocina política, sino solo voto directivo…

Ha sido imposible en los medios una interpretación fría de los datos, precisamente por las críticas que giran en torno a Tezanos, que aparece incluso en la mayoría de los titulares o sumarios. “El CIS de Tezanos hunde al PP al cuarto lugar y lo sitúa a 15 puntos de Pedro Sánchez”. Este es uno de los titulares porque, efectivamente, revela un desplome del Partido Popular (14,9%), al que coloca en cuarta posición, superado por Ciudadanos (17,7%), que ocupa el segundo puesto tras el partido socialista, muy cercano al 30% (29,9%), y Podemos (15,4%).

El Barómetro, realizado entre el 1 y 13 de Enero, no recoge la crisis que ha estallado en Podemos, tras el pacto de Errejón con la alcaldesa madrileña Manuela Carmena y la dimisión de Ramón Espinar, aunque sí, el Congreso de la renovación del Partido Popular y la presentación del nuevo equipo de Pablo Casado. A pesar de eso, el PP baja 4,2 puntos respecto al barómetro de Diciembre. En el eje derecha izquierda sigue ganando la alianza de los partidos de izquierdas (45,3%) frente a los de derechas (39,1%). Vox, con un 6,5%, se sitúa mucho más bajo que en la mayoría de las encuestas.

Esta encuesta del CIS llega en un momento clave desde el punto de vista político y electoral. Desde el punto de vista político porque la derecha se está reforzando con la explosión de Vox, el partido que proporciona mayoría absoluta a una alianza Partido Popular y Ciudadanos (formula andaluza) y, porque en la izquierda se está produciendo un fenómeno de suicidio colectivo en Podemos, con luchas internas que han llevado al partido a una situación límite con la crisis provocada por Íñigo Errejón y Ramón Espinar, y por la forma de dirigir el partido la pareja Iglesias-Montero. Hay que destacar que todo esto no lo recoge el barómetro porque son noticias que se han producido después de la fecha en que se cerró la encuesta.

Desde el punto de vista electoral porque, de nuevo se habla de un posible adelanto, tras el previsible fracaso de la aprobación de los Presupuestos Generales del Estado. La alerta la ha lanzado la ministra de Hacienda María Jesús Montero y coge a la izquierda, especialmente a Podemos, sin resolver siquiera que es lo que quiere hacer en la Comunidad de Madrid tras el pacto de Errejón con Manuela Carmena y la plataforma “Más Madrid”.

La reunión del miércoles del Consejo Ciudadano Estatal no ha servido de nada, solamente para ganar tiempo, especialmente tiempo para Pablo Iglesias, porque él no tiene la menor intención de pactar con Errejón. Sólo pactará cuando vea que no tiene más remedio e Intentará, primero, rehacer el pacto con Izquierda Unida y Equo. Lo único que tiene seguro es su candidatura como aspirante a la Presidencia del Gobierno votada en unas primarias este mes de Enero (53.524 apoyos, con un 12% de participación), mucho menos concurridas que el Referéndum que convocó sobre su chalet de Galapagar. La participación en aquel peculiar Referéndum fue del 38,57 % y la votación final arrojo unos 128.300 apoyos.

El panorama podría cambiar radicalmente, como adelantaba ayer en este mismo diario, Pablo Sebastián (ver república.com “Sánchez medita elecciones generales para el 26-M”) si aún, en contra del criterio de los barones, el Presidente del Gobierno decidiese ir a un “Superdomingo Electoral” (elecciones municipales, autonómicas, europeas y generales) después de romper con Quim Torra, dando cuenta al país de que ha sido imposible entablar un diálogo coherente y dentro de la Constitución, sobre el futuro de Cataluña. José Oneto


Source link

Deja un comentario