Dos ciudadanas marroquíes de 40 años han fallecido este lunes cerca de la frontera de Ceuta tras registrarse una avalancha de cientos de personas al rededor de las 5:30 horas, cuando suele haber tumultos para acceder a la ciudad autónoma. Lo han confirmado fuentes policiales de España y Marruecos a  Europa Press.

Este mismo medio asegura que el sucedo ha sucedido “en la colina más cercana a las instalaciones fronterizas marroquíes de Bab Sebta, donde las autoridades de Marruecos separan a las trabajadoras dedicadas al porteo de mercancías desde la localidad española hacia el Reino alauita”.

Estas mujeres, conocidas como porteadoras, tienen que acceder a España por un paso peatonal (llamado ‘Tarajal II’), mientras que las que entran en Ceuta para otros trabajos regularizados lo hacen por la frontera oficial.

La difícil situación de las porteadoras

Europa Press recuerda que  el año pasado murieron otras cuatro mujeres aplastadas en avalanchas similares. Estas mujeres llevan pesadas mercancías que cargan durante horas sobre su espalda y aguantan colas, avalanchas y/o empujones. 

Este comercio alegal genera cerca de 1.000 millones de euros anuales en Ceuta y Melilla, según los datos del Consejo español de Economía en 2005, recogidos en el informe estas tres entidades. Atendiendo a los datos de la Cámara de Comercio Americana de Casablanca, 45.000 personas viven de esta economía atípica de forma directa. De ellas, el 75% son mujeres. 

Son ellas, las porteadoras, quienes deben transportar sobre su cuerpo los fardos (que pueden alcanzar los 90 kilogramos) que posteriormente se venderán a un lado y a otro de la frontera. El trabajo pueden realizarlo a cuenta propia o por comisión. Tras cruzar el paso fronterizo, recogen los fardos en el polígono del Tarajal (en Ceuta) o en los terrenos y camiones aparcados en el Barrio Chino (en Melilla) y los transportan a territorio marroquí. En su viaje, deben soportar condiciones extremas, e incluso v iolencia verbal, empujones y golpes.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.