La Junta Nacional de Seguridad del Transporte (NTSB) de EE.UU. informó anoche de la muerte de un pasajero del avión procedente de Nueva York que se vio obligado a realizar un aterrizaje de emergencia en Filadelfia, después de que reventara su motor izquierdo en pleno vuelo.

La NTSB, encargada de investigar el accidente, no dio más detalles sobre la identidad de la víctima, aunque testigos del incidente relataron a la cadena NBC que una mujer resultó herida muy grave al ser parcialmente aspirada por una ventana del aparato que debido a la pérdida violenta de la presión en la cabina.

Un fallo mecánico

La aeronave, un boeing 737-300, que aterrizó finalmente a las 11.30 hora local (15.30 GMT), supuestamente registró una despresurización en la cabina después de que una pieza procedente del motor que reventó rompiera la ventanilla junto a la que se encontraba la víctima.

El presidente de la NTSB, Robert Sumwalt, que confirmó el fallecimiento de la pasajera, dijo en una rueda de prensa que los investigadores han clasificado el incidente como “fallo mecánico”.

Según relataron los testigos a los medios locales, las personas que estaban al lado de la mujer lograron reintroducirla en el aparato después de que, debido a la despresurización, sus brazos y parte de su cuerpo fuesen aspirados por la ventanilla rota.

El avión viajaban de Nueva York a Dallas cuando, de repente, se escuchó una explosión. Había estallado el motor izquierdo. Una de las piezas saltó por los aires y chocó contra una ventanilla. La mujer que iba sentada junto a la ventana fue parcialmente succionada.

Un técnico examina el daño a un motor del vuelo 1380 de Southwest Airlines. EFE Un técnico examina el daño a un motor del vuelo 1380 de Southwest Airlines. EFE

Doce minutos de agonía

Gracias a otros pasajeros, la mujer se mantuvo en el interior del avión, mientras otros objetos eran igualmente absorbidos por la presión.

Los pasajeros intentaron taponar la ventanilla con chalecos salvavidas. Pudieron agarrar a la mujer durante unos doce minutos, hasta que la nave aterrizó. Pero estaba gravemente herida en la cabeza y horas después, esta ejecutiva de 43 años, madre de dos niños moría en el hospital.

Por otro lado, Sumwalt aseguró que la muerte del pasajero de este avión es la primera que ocurre dentro de una nave propiedad de una aerolínea estadounidense desde 2009.

La nave, de la aerolínea estadounidense Southwest Airlines, procedente de Nueva York y con destino a Dallas (Texas), tuvo que variar su ruta hacia Filadelfia después del estallido del motor.

Poco antes del anuncio de la NTSB, el jefe del cuerpo de bomberos de Filadelfia, Adam Thiel, informó de que la mujer fue trasladada a un hospital local con heridas graves, mientras que doce fueron evaluados por los médicos en el propio aeropuerto.

De esos doce, siete fueron tratados por lesiones menores en la propia pista de aterrizaje del Aeropuerto Internacional de Filadelfia, agregó.

En las imágenes del avión en la pista del aeropuerto de Filadelfia, captadas por las televisiones locales, se puede ver el propulsor izquierdo deformado y rodeado de espuma contra incendios, junto a un grupo de bomberos.

Además de la fallecida, hay otros once heridos

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.