El general golpista José Efraín Ríos Montt, quien estaba siendo juzgado por genocidio, ha muerto este domingo en su casa de Guatemala a los 91 años, según confirmó una fuente cercana a la familia.

Ríos Montt, quien gobernó de facto Guatemala entre 1982 y 1983 tras un golpe de Estado, era juzgado por el asesinato de 1.171 indígenas ixiles.

La fuente, que pidió no ser identificada, dijo que el anciano militar tenía problemas respiratorios y pulmonares, y desde 2015 se le había diagnosticado demencia senil.

Uno de los abogados del fallecido dictador, Jaime Hernández, explicó a una emisora local que Ríos Montt murió de un infarto en su residencia a eso de las 06.00 hora local (12.00 GMT).

El 10 de mayo de 2013 el general retirado del Ejército fue hallado culpable por genocidio y delitos de lesa humanidad y condenado a 80 años de prisión y se convirtió en uno de los primeros altos mandos militares en ser castigado por esos delitos en América Latina.

Sin embargo, diez días después la Corte de Constitucionalidad (CC), la máxima instancia jurídica de Guatemala, anuló la sentencia por fallos en el proceso y ordenó un nuevo juicio

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.