La Generalitat Valenciana cae también bajo las redes de Hacienda, como ya le pasó con las cuentas catalanas y del Ayuntamiento de Madrid. A cambio de acceder a nuevas ayudas del Fondo de Liquidez Autonómico (FLA), la gestión económica del Ejecutivo de Ximo Puig queda la tutela del Departamento de Cristóbal Montoro.

El Ministerio de Hacienda tendrá acceso directo a todas las facturas y expedientes de la Generalitat Valenciana e incorpora 44 nuevas exigencias para que el gobierno valenciano pueda recibir el dinero del fondo de rescate autonómico FLA. La decisión  implica que la Generalitat Valenciana gestionará los pagos pero la decisión final, la autorización de los mismos, quedará en manos de Madrid, según publica el diario Levante.

La medida, muy parecida a la que Cristóbal Montoro desplegó en Catalunya y en la ciudad de Madrid, implica la pérdida de autonomía financiera y de la capacidad de decidir políticas por parte del Consell que se verá sometido a la fiscalización del ministerio de Montoro.

La Comunidad Valenciana recibirá 185 millones de los 600 millones de una dotación extraordinaria del FLA que el Gobierno repartirá entre varias autonomías, que servirán para financiar el déficit de 2016.

Lo mayores controles sobre las cuentas valencianas se conocen pocos días después de que la Unión Europea haya ratificado una multa de 18,93 millones de euros al Estado español por la manipulación de las cifras de déficit de la Generalitat Valenciana en 2012, cuando gobernaba el Partido Popular en esa Comunidad.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.