Un viaje al pasado para despertar los recuerdos de los aficionados al motor. Desde mañana viernes hasta el próximo domingo, el Circuit de Barcelona Catalunya, en Montmeló, acogerá la séptima edición del Espíritu de Montjuïc. Se trata de un fin de semana de carreras y actividades realizadas con vehículos clásicos, los mismos modelos que se utilizaban en el antiguo circuito de la también llamada montaña mágica de la capital catalana en las competiciones de los años 60 y 70. Se podrán ver en acción máquinas míticas como el Chevron B21, el Ferrari 512 o el Porsche 910, entre muchos otros.

El evento es una oda a la nostalgia en la que, según la organización, no hay “espacios cerrados” y los aficionados pueden acercarse a los coches que hace décadas admiraban en Montjuïc. También es un momento en el que los propietarios de vehículos antiguos pueden disfrutar del sinuoso trazado de Montmeló.

El programa se completa con un amplio abanico de actividades. Por ejemplo, se organiza un mercado con ropa y complementos vintage, antigüedades, piezas para vehículos de colección, revistas y vinilos de época.

También hay una zona de atracciones con tiovivos, coches de choque y un circo como los de antes con tributo a Los payasos de la tele y a Charlie Rivel. Todo se ameniza con una serie de actuaciones musicales. La organización anima a asistir vestido de época y proporciona una peluquería especializada en ambiente rockabilly.

Seat, que siempre colabora con la iniciativa, rendirá tributo al 50oaniversario del modelo 124 con una exposición en su carpa de 600 m22 . “Se podrá ver el Seat un millón, que conmemoró cuando la marca llegó a esa cantidad de coches vendidos y se sorteó entre los empleados”, explica el responsable de Coches Históricos de Seat, Isidre López. También ideará vehículos a pedales con los que se harán carreras para niños a bordo de pequeñas réplicas de automóviles de época.

Además, Seat expondrá el primer coche oficial del piloto de ralis Carlos Sainz, un Seat Panda que condujo años antes de proclamarse campeón del mundo.

Otra marca, Renault, aprovecha la ocasión para organizar la Passion Renault Experience y regala entradas gratuitas. “No es un lugar para vender coches, queremos proporcionar una experiencia positiva a los visitantes al evento”, señala el director de Comunicación de Renault en España, Javier Sánchez.

La marca francesa espera a 25.000 asistentes en sus instalaciones en Montmeló, que podrán testear sus últimas novedades, los vehículos eléctricos y conducir “coches deportivos de competición bajo la tutela de conductores”. Con la intención de crear un “ambiente familiar” también habrá talleres de seguridad vial para niños y diversas actividades.

Por último, durante el fin de semana se disputará la Clio Cup, emblemática competición que este año también cumple su 50oaniversario.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.