El futbolista Luka Modric ha aceptado el fraude que le atribuye la Agencia Tributaria por la tributación de sus derechos de imagen. Por ello, ha pagado casi un millón de euros (870.728 euros)para evitar una eventual pena de prisión, según ha publicado este martes El Mundo.

Al jugador del Real Madrid se le acusa de cometer dos delitos fiscales referidos al Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas (IRPF) en los ejercicios de2013 y 2014. La intención de Modric es aceptar el dictamen del fisco y no discutirlo, aunque considera que no ha actuado de manera irregular.

El futbolista, citado este martes para comparecer ante el juzgado como investigado, ha realizado el ingreso antes de su comparecencia “como muestra de su voluntad para cerrar este asunto mediante un acuerdo de conformidad con la Abogacía del Estado”, según el rotativo.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.