En campaña electoral, todo candidato que se precie tiene que tener su biografía. Miquel Iceta, el presidenciable del PSC, ya tiene la suya. La ha escrito el periodista Raúl Montilla y en ella Iceta cuenta que cuando se retire de la política le gustaría tener una librería como esta. Yo creo que eso no va a ocurrir nunca porque la política le gusta demasiado y le hace feliz. Lleva cuarenta años entre bambalinas, ahora le ha tocado salir a escena y ha descubierto que le gusta mucho más de lo que imaginaba.

En la distancia corta, Iceta parece convencido de que va a ser el próximo presidente de la Generalitat, aunque para eso necesita una auténtica carambola. Hace unos días, la encuesta del CIS dibujaba un escenario que haría posible esa inesperada aritmética, al no haber ni mayoría absoluta independentista ni mayoría solo constitucionalista, así que cabrían terceras vías.

Aunque de todos los candidatos es el que tiene un cartel electoral y una imagen más convencionales, es también sin duda el más irónico, el más mordaz y alguien capaz de reírse de sí mismo… tanto que a veces bromea imaginando que en su lápida pondrán: “Dijo que era gay y bailó”. Veremos si también tienen que añadir que presidió Catalunya en su momento más difícil.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.