Miles de personas (11.000 según los organizadores) se han manifestado este sábado por las calles de París en apoyo de los presos de ETA y para reclamar el fin de las actuales políticas penitenciarias que aplican España y Francia.

Convocada por los autodenominados ‘artesanos de la paz’, quienes facilitaron el desarme de ETA el pasado 8 de abril en Bayona (Francia), la marcha ha partido pasadas las 12.30 horas de la plaza 18 de Junio, cerca de la estación de Montparnasse, bajo el lema Paz en el País Vasco: ahora los presos.

La manifestación, en la que se han podido ver ikurriñas y carteles reclamando la amnistía y el regreso de los presos “a casa”, ha contado con una destacada presencia de representantes de la asociación de familiares de presos, Etxerat, que han portado una pancarta gigante en la que se podía leer “Etxean nahi ditugu” (les queremos en casa).

Entre los representantes políticos se ha podido ver a los representantes de EH Bildu Josu Juaristi, Maddalen Iriarte, los parlamentarios Peio Urizar y Julen Arzuaga, los junteros Kike Fernández de Pinedo, Arantza Urkaregi y Josu Unanue.

El PNV ha enviado una representación de electos y afiliados de Iparralde, encabezados por Olivier Baratchart, mientras que también se ha podido ver a representantes de Sortu como Rufi Etxebarria y Elena Beloki, así como a la portavoz de EH Bai, Anita Lopete.

Del ámbito sindical han acudido los líderes de ELA y LAB, Adolfo Muñoz y Garbiñe Aranburu, así como el ex secretario general de la central ‘abertzale’ recientemente excarcelado Rafa Díez Usabiaga.

También se ha adherido a la marcha el Partido Socialista (PS) francés en cuyo nombre ha acudido el excandidato al Eliseo Benoit Hamon, así como el alcalde de Bayona y presidente de la Mancomunidad Vasca, Jean-Rene Etchegaray, los activistas por la paz Txetx Etcheverry y Mixel Berhocoirigoin, o el alcalde de Hernani y presidente de Udalbiltza, Luis Intxauspe.

Pasadas las 14 horas, los participantes han llegado a la plaza Vauban donde, en francés y en euskera, la representante de Bake Bidea Anaiz Funosas ha agradecido a los presentes su presencia y ha advertido de la “determinación” de todos los presentes en llegar “hasta el final”.

Un hombre sujeta una ikurriña en la manifestación de París contra las políticas penitenciarias del Gobierno de España.EFE/Julien de Rosa

Un hombre sujeta una ikurriña en la manifestación de París contra las políticas penitenciarias del Gobierno de España. EFE/Julien de Rosa

Por su parte, el presidente de la Mancomunidad Vasca, Jean-Rene Etchegaray, ha valorado que lo vivido en Ayete (San Sebastián) supuso el “comienzo del proceso de paz” y tras lamentar “el silencio” de España y de Francia, ha incidido en que el camino de la paz es “largo”.

“El proceso de paz en el País Vasco no puede continuar sin un compromiso del Estado francés”

Por ello, Etchegaray ha reclamado el “compromiso” del Ejecutivo galo de cara a modificar las condiciones en que se encuentran los presos de ETA. “El proceso de paz en el País Vasco no puede continuar sin un compromiso del Estado francés”, ha considerado.

También han tomado la palabra la productora de cine Fabienne Servan-Schreibe -quien ha realizado un llamamiento a los gobiernos francés y español a “asumir el riesgo de la paz”-, así como Joana Haramboure, hija de Frédéric Haranboure Txistor, quien lleva 28 años en prisión.

Haramboure ha resaltado que las medidas de emergencia son un castigo “doble injustificado” y ha atribuido la política de dispersión a un deseo de “venganza”. “Les queremos en casa y les queremos vivos”, ha subrayado.

Asimismo, el presidente de honor de la Liga de Derechos Humanos, Michel Tubiana, que también ha instado a España y a Francia a cambiar su actitud, ha afirmado que la “lucha por la paz es vida” por lo que “no se trata de olvidar el pasado ni los sufrimientos”.

Por último, Michel Berhocoirigoin ha realizado un llamamiento a tomar parte en la manifestación convocada en Bilbao el próximo mes de enero y ha reclamado “la vuelta” de los presos de ETA.

Carácter “plural”

Minutos antes de la marcha, desde EH Bildu su eurodiputado, Josu Unanue, ha destacado el carácter “plural” de la movilización y ha resaltado que el objetivo es “mover al Estado francés en materia de presos, algo prioritario”. “Y de paso que el Estado español quede retratado ante la Unión Europea por su carácter antidemocrático y su obcecación en no moverse en el proceso de paz”, ha añadido.

Por su parte, Adolfo Muñoz (ELA) ha considerado “importantísima” la cifra de asistentes para “intentar ‘mover’ la agenda de presos”. “Tiene mucho mérito y hay que señalar el trabajo conjunto de los electos de Iparralde, de todos los partidos, excepto el Frente Nacional”, ha indicado.

Finalmente, la secretaria de LAB, Garbiñe Aranburu, también ha valorado el acuerdo logrado por “diferentes agentes” para presionar y modificar las políticas penitenciarias de España y de Francia.

Deja un comentario