La secretaria general de ERC, Marta Rovira, se ha convertido en la cara de la formación desde que Oriol Junqueras está interno en la prisión de Estremera y no esconde que su nombre está en el bombo de los presidenciables. Eso ocurrirá, afirma, si no hay otro remedio, puesto que los republicanos están convencidos de que su líder no solo puede ser investido sino que puede ejercer su cargo, ya que el juez revisará su situación. Sus planes para el 22 de diciembre son “hacer república”,  leitmotiv de su campaña que en lo concreto pasa por la aplicación de leyes anuladas. ¿La de transitoriedad incluida? “Debemos sentarnos y reflexionar sobre cómo la hacemos aplicable”, responde Rovira.

Carles Mundó explicó el jueves que si ERC ganaba las elecciones propondría a Oriol Junqueras para la investidura. ¿Por qué ERC opta por un nuevo Govern y no por restituir el anterior?

En ERC tenemos un candidato que es Oriol Junqueras. Nos parece el mejor candidato porque puede generar amplios consensos, sumar entre independentistas e invitar a otros a que se sumen al debate constituyente sobre la república. Además tenemos un informe, hecho por Joan Vintró, que nos dice que Junqueras podría salir de la prisión para un debate de investidura, que hay precedentes.

Investir a Junqueras implica hacer un Govern diferente al que había. ¿Por qué hacer un nuevo Govern si consideran su destitución ilegítima?

El Govern saldrá elegido de las mayorías parlamentarias, y estas de los diputados elegidos. Veremos qué diputados pueden recoger el acta, porque dependerá de las situaciones legales de cada uno. Nosotros de entrada vamos con Junqueras de candidato. Pero ERC será garantía de un Govern independentista y como hemos hecho hasta ahora encontraremos la manera de hacer un gobierno de todos los republicanos.

Su partido le avala a usted como sustituta de Junqueras. Dicen que propondrán a Junqueras a la investidura pero, ¿qué circunstancias deberían darse para que finalmente la candidata a la investidura fuese usted?

Sólo en las circunstancias en que ERC no pueda garantizar que Junqueras no sólo no puede ser investido sino que no puede ejercer su cargo. Al inicio de la campaña todo fue improvisado, con unas elecciones impuestas y con nuestro mejor candidato en prisión, y por tanto no decir con toda seguridad  jurídica si Junqueras podría ser investido y ejercer su cargo.

Por eso Junqueras quiso señalar en una carta a una persona, que en este caso fui yo, para tenerlo preparado, por si acaso. En ERC está muy claro: creemos que Junqueras puede salir de prisión y ser investido pero, si eso no pasa por muchas circunstancias posibles, hay una persona con un equipo para hacerse cargo.

El informe de Vintró al que aludía explica que Junqueras podría salir de la cárcel para asistir a la sesión de investidura. Ahora bien, una vez investido volvería a prisión si así lo decide el juez. ¿Piensa que un presidente puede gobernar desde la cárcel?

El juez debería revisar la prisión incondicional a favor de que Junqueras, siendo president, pudiese ejercer su cargo. Es evidente que una persona con la responsabilidad de presidir un país no tiene riesgo de fuga, y esta es la única cosa que hoy en día los puede mantener en prisión.

ERC piensa por tanto que si Junqueras gana las elecciones, el juez cambiará de opinión sobre su situación de prisión incondicional.

Pensamos que revisará la prisión, sí. Como habrán cambiado las circunstancias para la prisión provisional, se tendrá que revisar.

Formar un Gobierno con personas que tienen pendientes procesos penales y que, por tanto, están a merced de la justicia, ¿es la forma más adecuada de tener un Ejecutivo fuerte que pueda acabar con el 155?

Los consellers y Oriol Junqueras no han cometido ningún delito y por lo tanto esto no nos tiene que condicionar ni hacer que renunciemos a nuestros objetivos políticos. Es lo que pretenden con acusaciones injustas, querellas desproporcionadas e informes de la Guardia Civil filtrados. Buscan que nuestra palabra no sea libre, que nuestras propuestas sean diferentes y que renunciemos a nuestros objetivos. Pese a todo eso, creemos que el futuro político de este país pasa por la independencia.

¿Usted puede asegurar que si ERC es el partido independentista más votado no investirá en ningún caso un presidente de Junts per Catalunya?

Volveré a repetir lo mismo: nuestro candidato es Oriol Junqueras y por tanto si ERC gana estas elecciones nosotros a quien propondremos que se invista president es a Oriol Junqueras.

Entiendo entonces que no puede asegurar que en una negociación no acaben invistiendo a otro candidato.

No, no, no. Nosotros propondremos investir, si ganamos las elecciones, a Oriol Junqueras, que es quien queremos que sea investido. Y si Oriol Junqueras no puede ganar ser investido, lo será Marta Rovira. En esto hemos querido dar un mensaje muy claro: hemos empezado este camino junto a Junts per Catalunya, o PDeCAT, y la CUP, y creemos que tenemos que acabar este camino juntos. Sólo juntos sumamos para tener un mandato democrático suficiente.

ERC ha presentado en el Congreso una moción instando al Gobierno de Rajoy a un diálogo bilateral sobre los resultados de estas elecciones. Si el independentismo obtiene la mayoría absoluta, ¿sobre qué se debería hablar?

Sobre el mandato democrático de los ciudadanos de Catalunya. ERC es garantía del cumplimiento del mandato democrático. Si de nosotros depende y tenemos el mandato democrático, lo que haremos el día 22 será comunicar al Gobierno español que entendemos que el mandato democrático nos da legitimidad, en unas elecciones convocadas por ellos esta vez, de construir la República. Si antes de comunicarlo al Gobierno español tenemos que llegar a un acuerdo con el resto de formaciones republicanas, lo haremos.

Usted dijo el otro día: “Si el Estado decide no negociar, será el responsable que hacemos avanzar el país sin pedir permiso”. ¿Qué significa hacer avanzar el país? ¿Volver a declarar la independencia?

La independencia está declarada y la república proclamada. Lo que toca ahora es hacer república. ¿Eso cómo se hace? Bien, lo primero es que no excusaremos al Gobierno español de la no negociación. Nosotros iremos a buscar al Gobierno español, le informaremos del mandato democrático, como informaremos al resto de cancillerías europeas, ya tenemos un equipo preparado para hacerlo. Interpelaremos la vía negociada para hacer la independencia.

Dos no negocian si uno no quiere.

Si esto no pasa, lo que no haremos será quedarnos de brazos cruzados. Y como el proyecto que nos propone el Gobierno español es de bloqueo sistemático que para Catalunya pueda avanzar socialmente, nosotros nos pararemos. Pongo ejemplos: La Renta Garantizada de Ciudadanía (RGC), algo que ahora mismo ellos tienen completamente parado. Pues la implementaremos desde el Govern de la Generalitat.

Eso puede hacerse porque Catalunya tiene competencias. Póngame otro ejemplo.

Ley contra la pobreza energética. Tenemos un artículo vivo, el 6, de la ley 24/2015. Este artículo es insuficiente para desarrollar la lucha contra la pobreza energética. Lo que nosotros proponemos es que haya un marco regulatorio que vaya en dos direcciones: por un lado para garantizar derechos de los consumidores, para que no sufran cortes de suministros, y por otro para tener un marco de intervención de la administración, por la vía sancionadora.

Por tanto, usaremos el artículo 6 pero muy probablemente superaremos el marco legal de este artículo, porque los ciudadanos de Catalunya lo necesitan. Y no pediremos permiso. Lo mismo con la ley de igualdad efectiva entre mujeres y hombres. Tenemos suspendidos los artículos que permiten obligar a las empresas para que los salarios de las mujeres no sean un 25% más bajos. No hace falta esperar a que haya sentencia del Constitucional, eso se debe intentar ya desde la Generalitat.

¿Y eso cómo se hace? Lo que dirá una empresa cuando la Generalitat quiera forzarle es que no hay ninguna ley que le obligue. Y lo ganará ante los juzgados.

En el caso de la pobreza energética, debe haber una negociación con las empresas por parte del Govern. Nosotros utilizaremos todos los instrumentos que estén a nuestro alcance. Y en el caso del gran pacto por la igualdad, si tu consigues en una negociación que la patronal, los sindicatos y otros agentes se pongan de acuerdo para equiparar salarios, puedes llegar a hacerlo mejor que generando la obligación desde el Parlament. Por tanto lo que yo propongo es que, en el caso de aquellas cosas que los acuerdos del Parlament no sean respetados por el Gobierno español, intentemso avanzar con otros instrumentos democráticos de los que disponemos.

En el caso de la ley de igualdad no está tan claro, pero en el caso de la ley de pobreza energética sí. La competencia sobre energía es del Estado.

Pero es algo más que un reparto de competencias constitucional. Aquí está la protección de los privilegios de unas élites económico políticas españolas por encima de los intereses de la ciudadanía. Que hacen, por ejemplo, que en este país se pague una de las facturas de la luz más caras de Europa. Por tanto, ¿que se supone que debemos hacer? ¿Abrir un conflicto de competencias, esperar 3 años a que se resuelva? ¿Es este el proyecto que propone el Gobierno español para los ciudadanos de Catalunya? Pues no estamos dispuestos. Y tenemos las mayorías suficientes para avanzar sin permiso.

Más allá de las leyes ya aprobadas pero suspendidas o anuladas, cite alguna medida que querrían impulsar en la siguiente legislatura.

Creo que tenemos que trabajar en política fiscal justa. Tenemos el reto de reducir el IRPF a las rentas más bajas porque sufren una presión fiscal muy fuerte.

¿Esto por qué no lo hicieron esta legislatura?

Porque no teníamos un acuerdo suficiente para hacerlo.

¿Lo vetó el PDeCAT?

No teníamos el acuerdo político para hacerlo en el gobierno de coalición en el que estábamos. No pesábamos lo suficiente para poderla aprobar. Por eso ahora la llevamos libremente en nuestro programa electoral. Con esta medida podríamos rebajar hasta un punto a rentas mileuristas. Quisiéramos bajar más, pero con el presupuesto que hay podemos bajar un punto. A la vez, proponemos compensar esto gravando las transmisiones de gran valor que hemos detectado que podrían comenzar otra burbuja especulativa.

Entiendo que no cree que se deba subir el IRPF a las rentas más altas.

De momento la compensación que proponemos es mediante el impuesto de transmisiones patrimoniales, porque así evitamos que haya otra burbuja. Esta es de entrada nuestra propuesta, pero estamos de acuerdo a hablar para poder llegar a un acuerdo sobre fiscalidad más justa.

Hablando de los comunes, algunos miembros de ERC, como Joan Tardà, repiten que deberían estar en el próximo Govern. ¿Piensa lo mismo?

Yo creo que los independentistas tenemos el reto de invitar a participar de la construcción de la república a personas que hoy todavía piensan que hay alternativas políticas, cuando no hay. Está claro que una de las fuerzas políticas que puede hacerse este planteamiento son los comuns, y esto debería ser asumible por el bloque independentista formado por ERC, JxCat y la CUP. Nuestro reto no solo es encontrar la forma de entendernos entre los tres, sino que deberíamos intentar sumar a mucha más gente.

¿Eso implica que entren en el Govern?

De la forma que sea más oportuna. Lo que estamos diciendo en esta campaña es que necesitamos un gobierno fuerte, y esto significa un gobierno fuerte es que tenga mucha capacidad de representatividad y que recoja muchas sensibilidades.

Hemos hablado de muchas leyes suspendidas o anuladas que podrían ser desplegadas por un Gobierno independentista. ¿Y la ley de transitoriedad? ¿Piensan aplicarla?

La ley de transitoriedad jurídica creo que deberíamos aplicarla tal y como decidimos en el último pleno. El 27 de octubre hubo una resolución en el Parlament que decía por dónde debíamos comenzar a aplicarla. Debemos tomar este punto de partida, porque aquí hubo una reflexión previa sobre cómo debía aplicarse la ley de transitoriedad, y volver a sentarnos y reflexionar sobre cómo la hacemos aplicable. Ya no es cómo aplicarla sino como hacerla aplicable. Teníamos previsto aplicar la república en un escenario de mínima decencia democrática, que no se ha dado. Eso no quiere decir que renunciemos a ello. Quiere decir que debemos reflexionar sobre en qué escenario esa ley de transitoriedad es aplicable.

Una de las cosas que sale en el informe de la moleskine de Jové es su sensación de que el PDeCAT se desentendía de la preparación del referéndum. ¿Piensa lo mismo?

Yo no emitiré opiniones sobre moleskines de Jové. Primero por qué no sé si la moleskine es suya y después por qué desconozco qué se dice de ella.

En la Moleskine de Jové aparece mucha gente, con siglas. Por ejemplo salen unas cuantas veces las siglas “M. R.” en reuniones sobre la preparación del referéndum.

¿Mariano Rajoy?

No es M. Rajoy. Creo que en este caso es Marta Rovira. ¿Cree que tratan de ponerla en el punto de mira?

Se hacen estos informes por la misma razón que nuestro candidato está en la cárcel. Para que no podamos defender en libertad y con firmeza y tranquilidad nuestras convicciones. Esto se está haciendo en campaña y nosotros no lo haremos porque no somos demofóbicos. Cuando nosotros participamos en el juego democrático aceptamos las normas, cosa que ellos no hacen, aparte de aplicar el 155 y mandar a los candidatos fuera de juego, utilizan a la Guardia Civil para intentar atemorizarnos. Pero no renunciaremos a nuestros objetivos políticos.

Deja un comentario