El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, comenzó su mensaje anual a la nación desde la sede de la Asamblea Nacional Constituyente, en el Palacio Federal Legislativo, refiriéndose al pueblo venezolano, que ha “enfrentado todas las arremetidas de las fuerzas imperiales”.

“El pueblo sabe cuál es su destino y está dispuesto a defenderlo, más allá de las dificultades y los traspiés“, afirmó el mandatario venezolano.

Maduro hizo un recuento de los complicados momentos que ha tenido que atravesar Venezuela tras la muerte de Hugo Chávez, ocurrida en 2013, y afirmó que la “revolución tiene asombrados a amigos y enemigos, por su capacidad de hacerse y rehacerse”.

“Una revolución verdadera muestra su razón de ser si logra sobreponerse a las situaciones más difíciles”, agregó.

Elecciones 2018

“No quiero que la oposición se retire del escenario electoral”, aseguró, y agregó que maneja información sobre un eventual abandono de la campaña electoral por parte de los candidatos opositores.

Quiero que este año haya elecciones presidenciales con la participación de todas las fuerzas políticas del país”, aseveró. “¡Quiero medirme con la oposición en las urnas electorales!”.

Adelantó que en la mesa de diálogo –las negociaciones que actualmente se realizan en República Dominicana entre el Gobierno y las fuerzas opositoras– se había logrado ya un acuerdo en torno a los siete puntos consensuados para ese fin, pero tras “llamadas telefónicas de Washington, Bogotá y Madrid”, la oposición “se echó para atrás”.

“Llamo a que en la mesa de diálogo le demos la última oportunidad a la oposición”, manifestó. “Defínanse: ¿van a elecciones o no?”, se preguntó.

Las protestas

Los primeros meses de 2017 estuvieron caracterizados por violentas protestas organizadas por la oposición venezolana en contra de Maduro.

Los cuatro meses de disturbios dejaron unas 130 personas muertas y causaroncrímenes de odio, miles de heridos y cuantiosos daños materiales a estructuras públicas y privadas.

En relación a estos hechos de violencia, el presidente venezolano se refirió a los “momentos de mayor terror” por los que atravesó el país durante esos meses.

El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro. Desde la llegada de la revolución hace 19 años, los momentos de mayor terror que vivió el pueblo fueron durante la arremetida de la ultraderecha aquellos cuatros meses de 2017. El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro.

“La extrema derecha venezolana llevó a cabo los hechos más salvajes y dolorosos vividos en 19 años de revolución”, afirmó el mandatario.

En ese contexto, Maduro convocó a una Asamblea Nacional Constituyente  (ANC) el 1° de mayo, como una manera de acabar con la crisis política que afectaba al país.

Los comicios para elegirla, en los que participó más de la mitad del padrón electoral y resultaron electos sus 545 miembros, se llevaron a cabo el 30 de julio. Un día después, las protestas cesaron.

Tras la instalación de la ANC, se convocó a elecciones de gobernadores para el 15 de octubre. El chavismo obtuvo 18 de las 23 gobernaciones en disputa, hecho que fue calificado por Maduro como una “victoria tajante”.

El 10 de diciembre se realizaron, además, comicios municipalesm en los que el bloque patriótico se alzó con 295 de las 335 alcaldías que existen en Venezuela y con la gobernación del estado Zulia.

Crisis económica

El año pasado ha sido catalogado como uno de los más difíciles que ha tenido que atravesar la gestión de Maduro, en un contexto caracterizado por la baja de los precios del petróleo, principal producto venezolano de exportación, que comenzó su caída de más de 50 % en 2015.

Frente a la grave crisis económica, dijo Maduro, se incrementaron las políticas sociales en beneficio de los sectores más vulnerables y se decretaron seis aumentos salariales durante 2017.

El de “2017 ha sido un año de inversión social, de avances sociales, de avances políticos, que nos ha permitido preparar condiciones para la llegada de un nuevo tiempo, de un futuro”, dijo Maduro, quien informó que la inversión social se había ubicado en 74 % del presupuesto nacional.

Presidente de Venezuela, Nicolás Maduro. Another quote with this: Venezuela es el único país del mundo en lograr la distribución de la riqueza a un nivel tan alto. 74,1% es un récord mundial. Presidente de Venezuela, Nicolás Maduro.

Explicó que esta inversión se manifestó en áreas como la salud, educación, pensiones, empleos, viviendas, cultura y recreación.

El mandatario afirmó que durante 2017 los indices de pobreza se ubicaron en 18,1 %, mientras que la pobreza extrema fue de 4,4 %.

Manifestó que se logró mantener estables esas cifras a pesar que que las “heridas sociales de la guerra económica” buscaban afectar a los más necesitados e incrementar la brecha de pobreza.

En su memoria y cuenta, el presidente venezolano aseguró que el desempleo, a pesar de la situación económica, había bajado a 6 %, dos puntos por debajo de 2016, cuando se ubicó en 8,1 %. “Es un récord mundial”, expresó el mandatario.

El empleo formal, aseveró, se mantiene por encima del 60 %, mientras que el informal pasó de 38,7 % en 2016 a 39,5 % en 2017.

Inflación del 1.000%

El presidente Maduro hizo referencia a los precios fijados por los productores de alimentos, que en menos de 15 días aumentaron en 1.000 %.

“Veía en la televisión española el titular: ‘Inflación de 1.000 % en Venezuela’. Eso para crear la famosa crisis humanitaria”, comentó.

Durante su discurso, el mandatario mostró una lámina con los precios de una lata de atún, que el 15 de diciembre costaba 11 mil bolívares y que el 3 de enero ya valía casi 100 mil.

“Ustedes fijan esos precios porque este año es de elecciones. Hagan lo que hagan, no le van a ganar las elecciones a este pueblo”, expresó el mandatario venezolano.

“La burguesía quiere robarse el aumento salarial, provocar al pueblo”, dijo. “¿Es o no una guerra económica?, ¿es o no una guerra de precios?“.

Debemos ir a una acción conjunta el Gobierno y el pueblo, afirmó, y pidió acciones a la ANC. “Confío en ustedes y vamos a tener una victoria económica frente a la guerra de precios”.

Red de corrupción en PDVSA

El presidente hizo referencia a la “red de mafias de corrupción terrible” en PDVSA, la estatal petrolera venezolana, donde casi 70 altos funcionarios y gerentes han sido detenidos por las autoridades locales.

“Sufrimos una conspiración interna en PDVSA, de grandes kilates. Hubo alertas. Se trató de provocar un paro silencioso en la industria petrolera”, indicó.

Dijo que había confiado en “compañeros a quienes di el máximo rango como ministros y presidentes” de PDVSA, en clara alusión al exministro Rafael Ramírez, quien es hoy investigado por el Ministerio Público venezolano por presunta vinculación con el caso Andorra.

“Hoy tenemos probado que se tejió una de las redes de corrupción más grandes que hayan habido, para paralizar la industria”, afirmó.

La súper criptomoneda

El mandatario venezolano se refirió además a la anunciada creación del ‘petro’, una criptomoneda con respaldo en las reservas de crudo del país, como una manera de enfrentar el “bloqueo financiero”.

Vamos a tener una súper criptomoneda” con respaldo en petróleo, oro, diamantes, aseveró durante su mensaje anual.

“No quiero adelantar nada, pero el petro va a ser el centro de la política financiera“, sentenció.

Sanciones contra Venezuela

Durante el cuarto año de gobierno de Maduro, el Departamento del Tesoro de EE.UU. dictó sanciones financieras contra Venezuela y más de 30 altos funcionarios del Gobierno. El mandatario catalogó esas medidas como un “bloqueo económico”, que ha generado dificultades para la cancelación de compromisos internacionales y la importación de alimentos y medicinas.

El país suramericano atraviesa, según el Gobierno, una “guerra económica” caracterizada por una alta inflación, causada por la publicación de cotizaciones ilegales de la moneda estadounidense en Venezuela, lo que incide directamente en la fijación de precios

Maduro ante la ANC

A la rendición de cuentas sobre la gestión del Gobierno durante 2017 asisten ministros, representantes de los poderes públicos, miembros del alto mando militar, gobernadores y el cuerpo diplomático acreditado en Venezuela.

El pasado 5 de enero, la ANC convocó al presidente de ese país suramericano a presentar su rendición de cuenta ante ese organismo plenipotenciario en los días siguientes a la solicitud.

El año pasado, Maduro rindió el informe sobre su administración en 2016 ante el Tribunal Supremo de Justicia, debido a que la Asamblea Nacional –donde, según la Constitución de ese país suramericano, debe llevarse a cabo la presentación de la “memoria y cuenta”–, se encuentra en desacato y todos sus actos han sido declarados nulos.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.