[ad_1]

Más de uno de nosotros habríamos puesto la mano en el fuego para asegurar que el salto de la tecnología de datos 4G a la 5G no sería recibida con tanto entusiasmo como cabría imaginar por el público. Porque en ocasiones pensamos que con el 4G ya tenemos tanta velocidad, tanta accesibilidad y tanta eficacia que no necesitamos mucho más. Pero un estudio reciente realizado por Ericsson nos deja totalmente alucinados porque por lo que parece los usuarios no solo están entusiasmados con la llegada del 5G, sino que están dispuestos a pagar mucho más de lo que pagan ahora mismo por el 4G. Así que todo lo que pensábamos lo tiramos por tierra de una manera abismal y nos quedamos con la boca abierta.

El estudio se ha realizado con una encuesta a 35 mil personas repartidas en nada más y nada menos que 22 países distintos. De esta cantidad hay algo menos de 5000 personas que son estadounidenses, pero el resto corresponden a usuarios repartidos por el mundo. Según Ericsson, siguiendo las reglas de la extrapolación, podríamos imaginar que el estudio se ha aplicado cubriendo alrededor de mil millones de personas.

Y se obtienen datos realmente particulares, como que el consumo de datos aumentará diez veces en un 20% de personas para el año 2025 o que los usuarios esperan el 5G sobre todo en las zonas donde la cobertura de datos actual no es tan eficiente como cabría imaginar. Y lo cierto es que a veces si vivimos en ciudades centrales con buenas redes nos olvidamos de que, en realidad, hay muchas zonas del mundo donde las mejoras en las redes son muy bienvenidas.

Cuando decíamos que pensábamos que los usuarios no estarían dispuestos a pagar nos equivocábamos. Una gran cantidad de los encuestados dice que pagaría un 20% más por tener el servicio 5G y entre los que primero se unirán al carro de este tipo de red, aseguran que lo que estarían dispuestos a pagar sería hasta un 32% más. Lo único que esperan a cambio de ello es que de verdad tengan una velocidad de conexión muy superior y que además lleguen a tener planes de datos ilimitados. Además de esto, se da prioridad a la disponibilidad de nuevos servicios, aplicaciones y otros elementos que realmente aprovechen la velocidad adicional que se está introduciendo.

Las operadoras visualizan esas peticiones, pero son conscientes de que se necesita algo más para introducir la red 5G en el mercado. Saben que tienen que ofrecer una experiencia inmersiva, potenciar el cloud gaming y la realidad aumentada. Hablan de cómo piensan en ofrecer suscripciones mensuales que no solo den acceso a contenidos exclusivos, sino que además expriman las redes 5G con realidad aumentada de última generación. Por ejemplo, que podamos ver un partido de fútbol con un entorno de realidad aumentada que nos haga sentir como si estuviéramos en el estadio. El entretenimiento y los contenidos multimedia serán los que comenzarán aprovechando las redes 5G y poco a poco se irá extendiendo su uso en otros aspectos.

aumentar velocidad

Los usuarios han hablado en la encuesta y aseguran que les preocupa que las redes 5G no funcionen a pleno rendimiento en los lugares que se encuentren más masificados. Para suplir este problema las operadoras tendrán que aumentar los niveles de velocidad y los volúmenes de carga de datos. Así mismo, el público de la encuesta coincide con el plan de las operadoras y pide una nueva forma de ver contenidos en realidad aumentada, quedando escrito que no les importa si esto ocurre a través del móvil o si para ello se introducen gafas de realidad mixta. Eso principalmente para norteamericanos y europeos, mientras que los usuarios de Corea del Sur quieren realidad virtual y aumentada para comprar, y los habitantes de Argentina, Brasil y otros países latinos quieren tener en sus manos la posibilidad de hacer videollamadas holográficas con tecnología 3D.

El estudio que ha publicado Ericsson pronostica que es posible que en 2025 los usuarios gasten más de 200GB como media en los terminales conectados a las redes 5G. Los usuarios consumirán más de tres horas de vídeo a la semana cuando no estén en sus casas y se espera que estos niveles de consumo sean aún más altos en el momento en el cual se introduzcan esas experiencias que mencionábamos con realidad aumentada. Los 200GB de consumo que mencionan son realmente una media tirando a lo bajo, dado que unos 10 minutos de uso de realidad aumentada al día podrían llevar a que gastásemos ya 50GB de datos mensuales.

Así que tenemos que reconocer que quizá nos habíamos anticipado demasiado a pronosticar que las redes 5G no cambiarían tanto el día a día y los intereses de los usuarios. Si este tipo de red aporta algo más que simplemente “ir más rápido”, está claro que marcará un punto de inflexión y que cambiará la metódica de los usuarios en su forma de pasarlo bien y aprovechar la tecnología.

Foto: OpenClipart-Vectors – mohamed_hassan

[ad_2]

Source link