Si estas Navidades piensa llenar su copa con un Gran Reserva de la Rioja Alavesa, debería saber que un tren tan rápido como polémico podría acabar con este manjar líquido. El responsable de ese desastre también estará de brindis en las próximas horas: se llama Íñigo de la Serna y es el ministro de Fomento. Hace algunos días, este funcionario del PP reventó la tranquilidad que se suele respirar en los viñedos del sur de Araba: en una comparecencia pública, el ahora ministro y antes alcalde de Santander anunció que tiene cuatro planes para el trazado del TAV entre Miranda y Logroño. Las dos posibilidades más rentables arruinarían para siempre a los productores vitivinícolas de la zona.

A estas horas, el miedo y la rabia le ganan a la esperanza en este punto de Araba. No es para menos. Saben que si los planes de Fomento prosperan, ya no habrá prosperidad para ellos. Se acabará el sueño de producir y vivir del vino. Se terminará todo. Arrasarán los viñedos, y junto a ellos caerán los empleos. Habrá tren veloz, pero ya no crecerán uvas. “La pérdida social, económica, cultural y el impacto medioambiental serían tan grandes que supondría la desaparición del sector y la comarca, tal y como la conocemos”, advierte la Asociación de Bodegas de Rioja Alavesa (ABRA).

Según anunció De la Serna, Fomento maneja actualmente cuatro posibles planes para el trazado del TAV que unirá Miranda y Logroño. Dos de esas alternativas –las que atraviesan la Rioja Alavesa- tendrían un coste sensiblemente menor a las restantes (710 y 750 millones de euros frente a 890 y 970 millones respectivamente), por lo que los bodegueros sospechan que la balanza se inclinará hacia ese lado. De momento, De la Serna asegura que está en proceso de estudio y que no habrá novedades hasta dentro de algunos meses, pero en ABRA no ocultan su “profunda preocupación”.

“El TAV no ofrecerá soluciones a la comarca, sólo contratiempos”

“Rioja Alavesa es un patrimonio cultural histórico vitivinícola vivo, que debe ser preservado. No en vano, desde diferentes ámbitos se sigue trabajando para conseguir que la UNESCO lo declare Patrimonio de la Humanidad como Paisaje Cultural del Vino y el Viñedo, pues cuenta con todos los valores necesarios”, destacaron. Por tales motivos, instaron a las instituciones alavesas y vascas a posicionarse conjuntamente en contra de esos planes para conseguir que el ministerio de Fomento “abandone estas propuestas”. “Es importante que la sociedad alavesa y vasca muestren su indignación por este tipo de ataques a nuestro territorio y se movilice. Con la fuerza de la comunidad unidad conseguiremos que la cordura vuelva a imperar”, remarcaron.

El “no” del Gobierno Vasco

Tras conocerse el reclamo de los productores vitivinícolas, el Gobierno Vasco hizo saber que también está en contra de los planes de Fomento, aunque eso no significa que esté en contra del TAV como proyecto. Por el contrario, lo que plantea el Ejecutivo de Iñigo Urkullu es unir la Y Vasca con Navarra, lo que implicaría no tocar el territorio alavés.

En cualquier caso, la consejera de Desarrollo Económico e Infraestructuras, Arantxa Tapia, deberá dar más datos sobre su posición en el Parlamento Vasco, donde EH Bildu acaba de solicitar su comparecencia. “El TAV no ofrecerá soluciones a la comarca, sólo contratiempos”, afirmó a Público el parlamentario abertzale Mikel Otero, quien destacó que el proyecto de Alta Velocidad “es totalmente destructivo desde el punto de vista ecológico”. “No debemos olvidar que está basado en una concepción desfasada y arriesgada de movilidad y desarrollo salvaje, al tiempo que también alimentará los recortes en gasto social”, subrayó.

Los trazados del TAV que plantea Fomento acabarían con los viñedos de la Rioja Alavesa. BLOG RIOJA ALAVESA

Los trazados del TAV que plantea Fomento acabarían con los viñedos de la Rioja Alavesa. BLOG RIOJA ALAVESA

Las reacciones políticas también han llegado desde Irabazi, la coalición que aglutina a Ezker Anitza (IU) y Equo en las Juntas Forales de Araba. Su portavoz en esa Cámara territorial, José Damián García-Moreno, señaló que este grupo presentará una moción para tratar de conseguir un posicionamiento claro y rotundo contra este plan. En tal sentido, subrayó que “algunos de los trazados propuestos supondrían la destrucción paisajística y medioambiental de Rioja Alavesa, e incluso encerrarían a la localidad de Zambrana entre el ferrocarril y la Nacional 124”.

García-Moreno advirtió sobre los efectos especialmente negativos del proyecto de TAV que “partiría en dos todo el territorio de Rioja Alavesa”. “De llevarse a cabo este proyecto, el impacto paisajístico y medioambiental sería brutal e irreversible”, señaló el portavoz de Irabazi y coordinador territorial de Ezker Anitza. Del mismo modo, EH Bildu también ha anunciado que dará pasos contra ese proyecto de Fomento en las Juntas de Araba, al tiempo que registrará mociones en los ayuntamientos afectados.

El otro tramo de la discordia

Los proyectos ferroviarios de Fomento también provocan temor e indignación en los valles alaveses. En este caso, se trata de otro trazado planteado por De la Serna: la vía que discurrirá entre Burgos y Vitoria. Esta conexión, que fue presentada en agosto pasado, atravesará los municipios de Ribera Baja y Ribera Alta de Araba, lo que tendrá un impacto considerable en localidades como Rivabellosa, Villabezana, Quintanilla de la Ribera, Manzanos o Leciñana de la Oca.

“Por desgracia para los habitantes de estos concejos, no hemos oído ni a los representantes municipales, ni a los forales, ni a los autonómicos ninguna mención a este proyecto. No hemos visto ni una línea en la prensa. Cuando hemos preguntado, se nos ha dicho que ajo y agua, que este proyecto es casi imposible de cambiar, que nos vayamos haciendo a la idea”, advirtieron en una declaración las Juntas Administrativas de Manzanos y Quintanilla de la Ribera.

En tal sentido, aseguraron que proyecto que propone el Ministerio de Fomento colmará esta zona de túneles y viaductos, “pasará muy cerca de los pueblos y destrozará la poca naturaleza que queda”. “Van a terminar de rodearnos de infraestructuras, ya que en la actualidad nos atraviesan la A1, AP1, N1, AP68, el tren Madrid-Irún y el tren Miranda-Bilbao en menos de 10 kilómetros de anchura”, apuntaron. Por tales motivos, reclamaron a las instituciones forales y autonómicas que actúen con la misma vehemencia y con el mismo ímpetu” que lo han hecho en el caso del trazado propuesto para la zona vitivinícola. “Si el TAV es malo para Rioja Alavesa, también es malo para Valles Alaveses”, remarcaron.

Deja un comentario