Los trabajadores del aeropuerto de la base naval de Rota (Cádiz) permanecen en situación de “encierro indefinido” en el salón de actos del Ayuntamiento de la localidad desde el pasado sábado. Con ello pretenden “denunciar las represalias” que dicen estar sufriendo por parte de la mercantil estadounidense Louis Berger Aircraft Services (LBAS), INC, sucursal en España.

Según el comité de empresa, las “persecuciones” y “represalias” se reflejan en “23 despidos, 12 de ellos el 31 de enero de 2017, por causas de naturaleza productiva y organizativa, que en los cuatro primeros juicios del 29 de junio fueron declarados improcedentes”. Así, los trabajadores lamentan que a pesar de la sentencia, se ha vuelto a despedir “por causas idénticas” a seis trabajadores el pasado 30 de noviembre.

Barrios critica que Cospedal no se involucre

Ante esta situación, la Junta de Andalucía ha advertido al Gobierno que está “jugando con fuego” respecto a su posición sobre los despidos y le ha exigido que lo “apague implicándose” y negociando esta situación con Estados Unidos. “No es de recibo que se hayan producido los despidos, que los trabajadores estén encerrados y que la ministra de Defensa, Dolores de Cospedal, se despache diciendo que el problema no es de su competencia sino de la jurisdicción laboral”, ha criticado el vicepresidente y consejero de la Presidencia, Manuel Jiménez Barrios.

Jiménez Barrios ha explicado a los periodistas que ha intentado hablar con la ministra de Defensa y que la respuesta “siempre ha sido que se trata de un problema laboral que no le compete”, lo que ha tildado de “inasumible, sorprendente e incalificable”.

Visita de PSOE, Podemos y Ciudadanos

Según la Junta, el protocolo entre USA y España sobre la utilización de la bases militares contempla una situación del personal laboral español que tiene que ser respetada y una compensación en los territorios en los que se asientan.

Asimismo, este miércoles, diputados del Congreso de PSOE, Podemos y Ciudadanos, también se acercaron hasta el Ayuntamiento de Rota para arropar a los trabajadores y pidieron al Gobierno que se implique para cerrar el conflicto. Miriam Alconchel, del PSOE; Juan Antonio Delgado, de Podemos; y Javier Cano, de Ciudadanos saludaron a los empleados y sus familiares, que también guardan encierro a la espera de que su situación laboral mejore.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.