El misterioso tren que paró en la estación central de Pekín el lunes a la noche, se sabe ahora, llevaba nada menos que a Kim Jong Un, el líder de Corea del Norte, quien llegó a la ciudad en secreto para entrevistarse con su colega chino.

El tren visto en la capital china cuenta con 21 vagones pintados de verde, ventanas polarizadas para oscurecer las identidades a bordo. Además, cuenta con las marcas de los transportes privados a prueba de balas preferidos por los desconfiados líderes de Corea del Norte.

El abuelo y el padre de Kim ya usaron estos trenes

Tanto el padre como el abuelo de Kim, los anteriores líderes de Corea del Norte, viajaron de la misma manera en una serie de raras travesías, atizando décadas de intriga e interés por esos trenes. Este último viaje sigue plagado de incógnitas y misterios, pero se han filtrado los secretos que esconde el transporte favorito de Kim Jong Un.

Mucho de lo que se sabe sobre el tren viene de informes de inteligencia, testimonios de funcionarios a los que se permitió subir en eras anteriores y material de archivo de medios de comunicación estatales.

Pekín recibió con gran expectación al tren que transportaba a Kim Jong Un Pekín recibió con gran expectación al tren que transportaba a Kim Jong Un (Jung Yeon-je / AFP)

Se sabe que al menos 90 vagones de alta seguridad están a disposición del líder, según informes publicados en la prensa de Corea del Sur en el 2009. Se basaban en información clasificada. Según esos informes, escritos durante la era del padre del mandatario, Kim Jong Il, tres trenes funcionan cada vez que el líder parte: un tren de avanzada de seguridad, el tren del líder y un tercero con custodia adicional y suministros.

Cada uno de los vagones está blindado, lo que se traduce en miles de kilos de sobrecarga en relación a los trenes normales. El peso adicional hace que su velocidad máxima quede reducida a tan solo 60 kilómetros por hora. Y para tenerlo siempre disponible se han construido 20 estaciones a lo largo de Corea del Norte solo para uso personal del líder.

Imagen de 2010, con Kim Jong Il a bordo de este tren de máxima seguridad Imagen de 2010, con Kim Jong Il a bordo de este tren de máxima seguridad (Kns / AFP)

En los tiempos de Kim Jong Il, según el informe de 2009, 100 oficiales de seguridad viajaron en el tren de avanzada, buscando bombas en las estaciones y otras amenazas, y probando el nivel de seguridad de las vías. Adicionalmente, helicópteros militares y aviones volaban por encima de las formaciones para proporcionar más seguridad.

Todas las comodidades del hogar

Los medios de comunicación estatales de Corea del Norte ocasionalmente han cubierto el viaje de los líderes desde adentro del tren, ofreciendo un raro vistazo a algunos de sus vagones especiales.

En 2015, Kim Jong Un fue visto sentado en una larga mesa blanca en lo que parecía ser una sala de conferencias. En un video similar de 2011, su padre Kim Jong Il, fue visto manteniendo una reunión en el mismo lugar. En el video más antiguo, se puede ver claramente un televisor de pantalla plana, y en el más reciente, una laptop.

El tren que transporta a Kim Jong Un no puede pasar de los 60 km/h El tren que transporta a Kim Jong Un no puede pasar de los 60 km/h (AP)

En imágenes de los viajes del mayor de los Kim, se ve al líder en un vagón de audiencias con asientos de plush, liderando una reunión en un vagón comedor y participando de un banquete en un vagón recubierto con madera oscura. En esa filmación, Kim está sentado en una mesa llena de comida mientras un grupo de animadores actúan en esmoquin y vestidos de fiesta.

El vagón oficina del anterior líder, con un escritorio y un ordenador incluidos, se preserva como una pieza de museo en el Palacio del Sol en Kumsusan, el mausoleo de Kim Jong Il en Pyongyang, la capital de Corea del Norte.

Langosta, vino y damas conductoras

Se rumoreó que Kim Jong Il tenía miedo a volar y prefería viajar en su tren, equipado con comunicaciones de moderna tecnología y un gran número de personal que se encargaba de sus caprichos.

“Era posible pedir cualquier plato de la cocina rusa, china, coreana, japonesa o francesa”, escribió Konstantin Pulikovsky, un funcionario ruso que viajó con el líder anterior durante un viaje en 2011 a Rusia.

Imagen de archivo de Kim Jong Il siendo recibido por mujeres rusas con vestimenta tradicionales en la estación de Bureya Imagen de archivo de Kim Jong Il siendo recibido por mujeres rusas con vestimenta tradicionales en la estación de Bureya (Kns / AFP)

Kim insistió que se proveyera al tren con langostas vivas y otras delicadezas frescas mientras atravesaba Siberia, en sus viajes a Rusia. Cajas de vino Bordeaux y Borgoña llegaban en avión desde París, contó Pulikovsky en sus memorias sobre el viaje, “Orient Express”. Cuando estaba aburrido, Kim acudía a un grupo de animadoras conocidas como las damas conductoras que le cantaban en coreano y en ruso.

No se sabe qué hace su hijo Kim Jong Un para divertirse y alimentarse mientras viaja, pero se sabe que el apetito del más joven de los Kim compite con el de su padre. Supuestamente, prefiere queso suizo, champagne Cristal y cognac Hennessy.

Tragedias en las vías

El tren ha sido el centro de varios eventos en la historia moderna de Corea del Norte. Más de 3.000 personas murieron en Ryongchon, cerca de la frontera con China, en abril de 2004, cuando los surtidores de combustible de los trenes explotaron debido a un choque o un mal funcionamiento eléctrico.

Hubo algunos rumores, al principio, de que la explosión fue parte de un atentado contra Kim Jong Il porque el tren del líder había pasado por ese lugar apenas horas antes.

De acuerdo a la prensa norcoreana, Kim moriría a bordo de su tren tras un ataque al corazón en diciembre de 2011.

Tras la llegada de Kim Jong Un en tren a Pekín, el lunes, se reunió con funcionarios chinos para preparar las planificadas conversaciones de paz con Estados Unidos y Corea del Sur.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.