La empresa de reparto de comida a domicilio Deliveroo sigue ignorando  el informe de la Inspección de Trabajo de Valencia que reconoce a sus ‘riders’ como trabajadores y la obliga a darlos de alta como tal. La filial española no ha contactado con los denunciantes ni con Intersindical Valenciana, el sindicato que aglutinó varios casos para llevarlos a la inspección, según han informado varias fuentes a este diario.

Sin embargo, la empresa ha optado por una forma distinta de contacto con sus trabajadores. Cuatro días después de hacerse público el informe que reconoce que los trabajadores son falsos autónomos, Deliveroo envió una encuesta supuestamente anónima en la que les pedía posicionarse y valorar algunas cuestiones como si les gustaría tener representación sindical. La británica pide a través de un email que los ‘riders’ puntúen del 1 al 10 sus prioridades en la relación con Deliveroo.

Encuesta de Deliveroo a sus 'riders'

Encuesta de Deliveroo a sus ‘riders’

Al finalizar el cuestionario, que había que rellenar con el identificativo del trabajador, la empresa ofrecía participar en un sorteo de un cheque regalo de 200 euros en Amazon, que también tenía como requisito escribir el número de teléfono del trabajador. Para los ‘riders’ con los que ha contactado este diario parece bastante evidente que si la empresa dispone de su correo electrónico y del número de teléfono -que en muchos casos es el que utilizan para trabajar con su app-, no hay garantías de anonimato. 

Entre otras cuestiones, Deliveroo pregunta a sus trabajadores si les gustaría obtener descuentos en el material que utilizan para los repartos -uno de los puntos a los que el informe dedica parte del análisis-, descuentos en la compra de comida a domicilio y rebajas en la adquisición de ropa o actividades de ocio.

La empresa reconoce la encuesta y aseguran que es totalmente anónima. “Es  100% anónima y forma parte de las encuestas que la compañía hace para conocer las prioridades y expectativas de los riders”, aseguran a preguntas de este diario. Como ya declaró mediante un comunicado tras conocerse la notificación de la inspección valenciana, Deliveroo apunta que no tiene consecuencias jurídicas y que los hechos a los que se refiere ya no se dan en la empresa, insistiendo en que los trabajadores son autónomos.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.