2018 arranca con interrogantes en torno a la nueva fase de negociación del brexit, en la que la unidad europea se verá puesta a prueba. Y en España, será la hora de la verdad para el diálogo en la nueva etapa que se abre en Catalunya. La política está en el centro, pero el año tendrá otros focos de atención en la economía, la ciencia, las artes y el deporte.

Theresa May

Débil pero resistente

Pecó de excesiva ambición, cometió el error de convocar elecciones anticipadas para ampliar su mayoría absoluta y la perdió. Como consecuencia quedó aún más debilitada de lo que ya estaba por las tensiones del brexit, sometida a los ultraconservadores protestantes del Ulster para sobrevivir. La gestión del divorcio de Europa es a la vez su pesadilla y su salvavidas, porque los conservadores –divididos entre diversos grados de eurofobia, más un puñado de eurófilos– prefieren que se encargue ella de lidiar con Bruselas. Con mucho sufrimiento ha llegado al acuerdo sobre dinero, derechos de los residentes e Irlanda. Aunque ahora empieza la faena en serio. Como un junco, se dobla pero no se rompe.

La 'premier' británica en el Parlamento La ‘premier’ británica en el Parlamento (Ho / AFP)

Vladímir Putin

Seis años más en el Kremlin

El presidente de Rusia seguirá marcando su ritmo en la política internacional tras el 18 de marzo de 2018, cuando con casi total seguridad sea reelegido al frente del Kremlin hasta el 2024. La actuación rusa en Ucrania resucitó la guerra fría entre Moscú y los países occidentales, que mantienen sanciones contra Rusia por la anexión de la península de Crimea. Pero Putin seguirá siendo clave para afrontar las grandes crisis del mundo, como ha demostrado con su intervención militar en Siria. Occidente le necesita para afrontar sus relaciones con Irán o con Corea del Norte. El acuerdo con la OPEP para controlar la producción de petróleo también le mantiene como gran jugador en el campo de la energía.

El presidente ruso, Vladímir Putin, en una entrega de premios en el Kremlin de Moscú El presidente ruso, Vladímir Putin, en una entrega de premios en el Kremlin de Moscú (Yuri Kochetkov / EFE)

Mariano Rajoy

El año clave del presidente

Ningún año ha sido fácil para Mariano Rajoy en el Gobierno: la crisis, evitar el rescate, la abdicación del Rey, repetición de elecciones, los pactos para su investidura y el conflicto de Catalunya. Y las dificultades siguen. Además del desafío independentista, debe gestionar el mal resultado del 21-D; el PP teme que Ciudadanos ponga en peligro su poder municipal y autonómico en 2019. Más retos: la financiación autonómica y la reforma constitucional, a la que Rajoy es tan reticente. Y siguen pendientes los presupuestos generales, cuya negociación con el PNV es ahora más difícil. Del 2018 dependerá el futuro de la legislatura y quién sabe si del mismo Rajoy como líder popular en las próximas citas electorales.

Rueda de prensa del presidente de Gobierno español, Mariano Rajoy, en la Moncloa Rueda de prensa del presidente de Gobierno español, Mariano Rajoy, en la Moncloa (Dani Duch)

Carles Puigdemont

Preguntas desde Bruselas

Después de ganarle a Oriol Junqueras el pulso electoral del 21-D, la suerte de Carles Puigdemont depende de las decisiones que sobre su futuro debe tomar el expresidente de la Generalitat. Las tres candidaturas independentistas ganaron las elecciones y están conjuradas a sacar adelante la legislatura, pero su unidad será puesta a prueba en los próximos días, sobre todo si Puigdemont renuncia a regresar a Catalunya. En este caso, parece difícil que pueda volver a ser president porque para ser investido necesita asistir al pleno del Parlament, previsto para febrero. ERC confía en que por esas fechas Junqueras ya esté en libertad.

Primer plano de Carles Puigdemont en una entrevista en Bruselas Primer plano de Carles Puigdemont en una entrevista en Bruselas (REUTERS / ACN)

Jerome Powell

El bombero toma asiento

Un abogado licenciado en Ciencias Políticas tomará en febrero las riendas del banco central más prestigioso del mundo, la Reserva Federal de EE.UU. Jerome Powell, un millonario con experiencia en el mundo de la finanza especulativa, es la síntesis perfecta del trumpismo. Deberá lidiar con Wall Street, que está en máximos históricos. Los expertos pronostican que a lo largo de 2018 Powell pilotará una suave apreciación de los tipos de interés. No se trata tanto de luchar contra la inflación, que en EE.UU. es extremadamente baja, sino de vigilar que la exuberancia se descontrole. La bolsa está que arde y el nuevo presidente de la Fed es el encargado de bajar la temperatura para evitar incendios.

El futuro presidente de la Fed, Jerome Powell, testificando en Washington antes de ser avalado para el cargo El futuro presidente de la Fed, Jerome Powell, testificando en Washington antes de ser avalado para el cargo (Carolyn Kaster / AP)

Bob Iger

La fábula se reinventa

Como manda la tradición, en la cartelera navideña triunfan las películas de la factoría Disney. Pero la tradición ya no es la que era, porque la empresa que dirige Bob Iger poco tiene que ver con la de su fundador. Cuando vio que los dibujos animados cambiaban de público, Disney ya se hizo con su rival Pixar (2006) y luego con Marvel y Lucasfilms para explotar el filón de los superhéroes. Ahora, al olfatear el negocio del vídeo en streaming (al estilo Netflix), Iger acaba de comprar la productora Twenty-First Century Fox. En un mundo en que los gigantes de internet lo acaparan todo, Disney es el último baluarte de la vieja economía que cada año que pasa parece más joven. Una fábula moderna.

El presidente de Disney en una visita al Museo de la Academia de Cine de Los Ángeles El presidente de Disney en una visita al Museo de la Academia de Cine de Los Ángeles (Matt Winkelmeyer / Getty)

Yo, robot

Las máquinas aprenden

Los sistemas de inteligencia artificial han logrado en 2017 proezas que parecían inalcanzables hace una década. Han ganado a jugadores profesionales al póquer, lo cual tiene especial mérito porque las apuestas se basan en información incompleta. Se han superado en el complejo juego del go, que requiere intuición estratégica cuando lo juegan personas. Han inundado nuestros ordenadores y móviles de anuncios personalizados. Y, lo más importante, han aprendido a aprender. Esta evolución llevará a las máquinas a asumir de manera creciente tareas que parecían reservadas a la inteligencia humana. Y, con ello, a un imprescindible debate sobre la relación entre personas y máquinas.

iCub, un robot que representa un niño iCub, un robot que representa un niño (D.Farina /IIT/Science Robotics)

John le Carré

Vuelve el agente Smiley

El retorno literario más esperado del año es el del agente Smiley, de John le Carré, que protagoniza El legado de los espías (Planeta/Edicions 62), la novela que se pone a la venta el 9 de enero en la que reaparece tras 25 años de ausencia, convertido en un jubilado de 85 que deberá enfrentarse a la falta de memoria de las nuevas generaciones, que no comprenden los métodos –a veces, despiadados– que la vieja generación de espías utilizó para derrotar al enemigo. Smiley, cerebral y triste, es la antítesis del frívolo y anfetamínico James Bond. Con esta, habrá aparecido en nueve novelas, en seis de las cuales como protagonista.

El escritor John le Carré en un acto en Londres El escritor John le Carré en un acto en Londres (Jon Furniss / Getty)

Steven Spielberg

Furor creativo

El próximo 19 de enero llega a las pantallas Los archivos del Pentágono, la nueva película de Steven Spielberg protagonizada por Meryl Streep y Tom Hanks. Emocionante recreación, rodada con gran energía y seguridad, como es habitual en Spielberg, sobre el pulso que mantuvo en Estados Unidos la prensa con el poder. Fue durante 1971 y trata del encubrimiento masivo de secretos por parte del gobierno. ¿Les suena? Pero la cosa no se detiene ahí y Spielberg, llevado del furor creativo, tiene ya lista otra película. Se trata de Ready Player One, basada en la novela homónima de Ernest Cline. Una distopía basada en los videojuegos. Se estrena el 28 de marzo.

El director de cine Steven Spielberg a su llegada al almuerzo de los nominados a los Premios de la Academia El director de cine Steven Spielberg a su llegada al almuerzo de los nominados a los Premios de la Academia (Mario Anzuoni / Reuters)

Lady Gaga

La cantante activista

Con 31 años, Lady Gaga ha vivido más de una vida. Sus dos primeros discos revolucionaron el pop y ella jugó a ser la estrella gamberra que acudía a los premios MTV del 2010 con un vestido de carne cruda. Luego su estrella se apagó, pero supo resurgir transformada. El punto álgido de la nueva Gaga es su álbum Joanne, cuya gira concluye este 2018, y su épica actuación en el descanso de la última Super Bowl. Ahora promociona el documental biográfico de Netflix Gaga: five foot two, en el que incluye un alegato feminista que destapa las miserias y abusos de poder de la música: “Tienen (los productores) tanto poder que pueden someter a las mujeres de un modo que nadie más puede”, denuncia.

Lady Gaga, durante un concierto benéfico en el College Station de Texas Lady Gaga, durante un concierto benéfico en el College Station de Texas (Lm Otero / AP)

Leo Messi

La esperanza de Argentina

Es año de Mundial y Argentina deposita todas sus esperanzas en el mejor futbolista del mundo para mejorar en Rusia el segundo puesto que consiguió en la Copa del Mundo de Brasil del 2014. Colmado de títulos individuales y de club, Messi siempre se ha quedado a las puertas de los títulos con su selección, con la que no ha pasado de un subcampeonato del Mundo y tres de América. Con 30 años se le agotan las oportunidades, aunque sus excepcionales cualidades y estado de forma le dirigen hacia su sexto Balón de Oro y, con 15 goles al cierre del año, apunta a convertirse en máximo realizador de la Liga por cuarta vez.

El atacante culé Leo Messi celebrando su último gol en el Santiago Bernabéu El atacante culé Leo Messi celebrando su último gol en el Santiago Bernabéu (Rodrigo Jiménez / EFE)

Andrés Iniesta

Gestionar la madurez

Titular indiscutible para Valverde y con gran influencia en el juego del Barcelona, Andrés Iniesta ha sido sustituido en todos los partidos. El entrenador pretende que el centrocampista, de 33 años, llegue en buenas condiciones a los momentos trascendentes de las competiciones. El conjunto blaugrana empieza el año bien posicionado en todos sus objetivos, pero disponer de los jugadores clave en los partidos decisivos es un factor fundamental para terminar alzando títulos. Iniesta es uno de ellos, también para la selección española. El héroe de Johannesburgo, autor del gol que concedió a España su único Mundial, probablemente se despedirá de la selección en Rusia.

Andrés Iniesta en la presentación de la temporada 2017-2018 del Barça Andrés Iniesta en la presentación de la temporada 2017-2018 del Barça (Llibert Teixidó)

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.