El portavoz del Foro Social Permanente, Agus Herran, ha asegurado que el Colectivo de Presos de ETA, EPPK, le ha mostrado en una reunión que mantuvieron este pasado fin de semana su disposición a “reconocer el daño causado” y a mantener encuentros con sus víctimas a cambio de fijar una “hoja de ruta transversal” para que en unos “plazos razonables” haya excarcelaciones.

“Quieren colaborar en la construcción de lo que el Foro Social ha definido como una hoja de ruta transversal e inclusiva que permitiría ver en los próximos años, en unos plazos razonables, con un calendario previsto de excarcelación, llegar a una situación de una sociedad sin presos, que convive y está reconciliada”, ha explicado Herran en una entrevista concedida a Radio Euskadi, recogida por Europa Press.

Herran ha señalado que el encuentro se produjo el pasado sábado y en él los presos de ETA les trasladaron su “interés en realizar aportaciones constructivas en este momento político que se va a consolidar en los próximos meses”. Se trata, según ellos, de un momento de diálogo multilateral abierto por el Foro Social, colectivo que la pasada semana anunció que antes de mediados de julio ETA procederá a su “desmovilización”.

Además, ha afirmado que el recluso Juan Antonio Olarra Guridi le mostró “la disponibilidad del colectivo de presos a reconocer el daño causado y a entablar marcos de diálogo adecuados con las víctimas”, en los que se busque hablar, pero “evitando los marcos de reproche”. En este sentido, pusieron como ejemplo “los foros de convivencia locales” que existen en pueblos de Guipúzcoa como en Lasarte, en Errenteria o Azpeitia.

Pasos para aceptar la legalidad

En cuanto a las medidas individualizadas que los reclusos del EPPK se comprometieron a dar, estos informaron a Herran que en cerca de 20 cárceles españolas han pedido destino, es decir, trabajar en la prisión, “algo que no habían hecho históricamente, salvo excepciones”.

“En la mayoría de los casos han tenido respuestas positivas, es decir, los presos están ya, hoy en día, en cerca de 20 cárceles en destino”, ha añadido.

También la mayoría de los reclusos ha solicitado “el paso de primero a segundo grado”, aunque estos procesos “son más largos”. “Muchos de ellos se han encontrado con rechazos. El argumento es ser miembro de una organización terrorista no disuelta. Ellos estiman que este argumento ha dejado de tener razón y en próximos meses, antes de verano, esperamos que ETA anuncie su desmovilización”, ha indicado. En base a ello, según ha explicado, los internos están recurriendo.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.