El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, ha despedido el año en su red social favorita recordando al mundo, una vez más, que él no se cree ese “cuento chino” del cambio climático. “En el Este, podría ser la Nochevieja más FRÍA registrada. Quizá podríamos utilizar un poco ese buen y viejo calentamiento global en el que nuestro país, pero no el resto, se iba a gastar BILLONES DE DÓLARES para protegerse. ¡Abrigaos!”, tuiteó este viernes.

In the East, it could be the COLDEST New Year’s Eve on record. Perhaps we could use a little bit of that good old Global Warming that our Country, but not other countries, was going to pay TRILLIONS OF DOLLARS to protect against. Bundle up!

— Donald J. Trump (@realDonaldTrump) 29 de diciembre de 2017

Prometió que no lo haría, pero lo ha hecho. Dijo que una vez asumiese el cargo dejaría de tuitear en su cuenta personal, pero en su primer año de presidencia, @realDonaldTrump ha utilizado la red social para alardear de su machismo, su racismo, su odio hacia la prensa y sus escasas dotes diplomáticas. Estos son algunos de los peores tuits del presidente en 2017.

Racismo

“El presidente Andrew Jackson, que murió 16 años antes del comienzo de la Guerra Civil, lo vio venir y le enfadaba. ¡Nunca hubiese permitido que eso ocurriese”, tuiteó. Claro que no, porque Jackson fue dueño de esclavos y Lincoln, presidente cuando estalló la guerra, fue quien quiso frenar la expansión del esclavismo por el territorio estadounidense. Y esto lo afirmó el presidente en un momento en que las tensiones raciales en Estados Unidos han vuelto a primera línea.

President Andrew Jackson, who died 16 years before the Civil War started, saw it coming and was angry. Would never have let it happen!

— Donald J. Trump (@realDonaldTrump) 2 de mayo de 2017

Para Trump, el islam es peligroso, y de ahí su veto a los ciudadanos de varios países de esa religión. “Es interesante que algunos países de Oriente Medio estén de acuerdo con el veto. ¡Saben que si se permite la entrada a determinadas personas es muerte y destrucción!”. Se refiere a varias dictaduras que tienen como prioridad sus relaciones con EEUU, no los intereses de sus ciudadanos.

Interesting that certain Middle-Eastern countries agree with the ban. They know if certain people are allowed in it’s death & destruction!

— Donald J. Trump (@realDonaldTrump) 4 de febrero de 2017

“¡Es cierto, necesitamos un VETO MIGRATORIO para determinados países PELIGROSOS, no un término políticamente correcto que no nos ayudará a proteger a nuestro gente!”.

That’s right, we need a TRAVEL BAN for certain DANGEROUS countries, not some politically correct term that won’t help us protect our people!

— Donald J. Trump (@realDonaldTrump) 6 de junio de 2017

Tras difundir una serie de vídeos islamófobos de la dirigente de un grupo neonazi británico y recibir críticas en ese país. Trump la emprendió contra Theresa May: “No se centre en mí, céntrese en el destructivo terrorismo radical islámico presente en Reino Unido. ¡A nosotros nos va bien!”.

. @Theresa_May, don’t focus on me, focus on the destructive Radical Islamic Terrorism that is taking place within the United Kingdom. We are doing just fine!

— Donald J. Trump (@realDonaldTrump) 30 de noviembre de 2017

Poco después, Holanda recordó al presidente que el supuesto inmigrante musulmán que aparecía en uno de los vídeos difundidos por Trump pegando a un holandés en muletas era realmente un menor de 16 años nacido en Holanda.

Diplomacia

Las dotes diplomáticas de Trump son casi inexistentes, incluso en la relación con los aliados de EEUU. Con los enemigos, es aún peor: “¿Por qué me insultaría Kim Jong-un llamándome ‘viejo’ cuando yo NUNCA le llamaría ‘bajo y gordo’? Me esfuerzo por ser su amigo, ¡y quizá algún día eso ocurra!”. También ha llamado “Rocket Man” al dictador norcoreano. Resulta algo peligroso provocar al líder de un país que cuenta con armas nucleares. 

Why would Kim Jong-un insult me by calling me “old,” when I would NEVER call him “short and fat?” Oh well, I try so hard to be his friend – and maybe someday that will happen!

— Donald J. Trump (@realDonaldTrump) 12 de noviembre de 2017

Puede que ese derroche de confianza sea la causa de su optimismo, e incluso inocencia. Aunque los  servicios de inteligencia han confirmado el hackeo de Rusia en la campaña electoral –lo que se investiga es si fue con el consentimiento del equipo de Donald Trump–, el presidente tuiteó: “Putin y yo hemos discutido sobre la creación de una unidad de ciberseguridad impenetrable para que el hackeo de elecciones y otras muchas cosas negativas estén vigiladas”.

Putin & I discussed forming an impenetrable Cyber Security unit so that election hacking, & many other negative things, will be guarded..

— Donald J. Trump (@realDonaldTrump) 9 de julio de 2017

Minutos antes publicó: “He presionado fuerte al presidente Putin en dos ocasiones sobre la interferencia rusa en nuestras elecciones. Él lo ha negado rotundamente. Yo ya he dado mi opinión…”. No hace falta, Trump ha demostrado que confía más en Putin que en sus servicios de inteligencia.

I strongly pressed President Putin twice about Russian meddling in our election. He vehemently denied it. I’ve already given my opinion…..

— Donald J. Trump (@realDonaldTrump) 9 de julio de 2017

La prueba más evidente es este tuit: “Tras años de Comey dirigiendo el FBI, con la falsa y deshonesta investigación de Clinton (y más), su reputación [de la agencia] está hecha trizas, ¡la peor de la historia! Pero no teman, le devolveremos a la grandeza”. En otras ocasiones también ha sugerido que el FBI está “contaminado” por utilizar un dossier cuestionado.

After years of Comey, with the phony and dishonest Clinton investigation (and more), running the FBI, its reputation is in Tatters – worst in History! But fear not, we will bring it back to greatness.

— Donald J. Trump (@realDonaldTrump) 3 de diciembre de 2017

La guerra contra los medios

Se podría hacer una lista bien larga de la guerra que ha lanzado Trump contra los periodistas, al menos todos los que no trabajan en Fox News, y lo que él llama “fake news”. Pero en este tuit dio un paso más y amenazó con retirar la licencia de emisión a algunas televisiones.

With all of the Fake News coming out of NBC and the Networks, at what point is it appropriate to challenge their License? Bad for country!

— Donald J. Trump (@realDonaldTrump) 11 de octubre de 2017

En su particular cruzada, Trump se ha aficionado a señalar directamente a periodistas que le critican y en ocasiones se le ha escapado el machismo que lleva dentro, como en este ataque a Mika  Brzezinski, presentadora de la cadena MSNBC. “¿Por qué la loca de Mika con su bajo coeficiente intelectual y el psicópata Joe vinieron a Mar-a-Lago tres noches seguidas en Nochevieja e insistieron en acompañarme? Ella sangraba mucho por un lifting. ¡Yo dije que no!”.

…to Mar-a-Lago 3 nights in a row around New Year’s Eve, and insisted on joining me. She was bleeding badly from a face-lift. I said no!

— Donald J. Trump (@realDonaldTrump) 29 de junio de 2017

Acoso sexual

Tampoco ha dudado en mostrar su apoyo a Roy Moore, el  candidato republicano que perdió en Alabama tras ser acusado de conducta sexual inapropiada por salir años atrás con menores de edad.  Roy se defendió diciendo que él siempre pedía permiso a sus madres y negó toda acusación. “La gente de Alabama hará lo correcto. Doug Jones está a favor del aborto, es débil con el crimen, el Ejército y la inmigración ilegal, es malo para los veteranos y los propietarios de armas y está en contra del MURO. Vota a ROY MOORE”.

The people of Alabama will do the right thing. Doug Jones is Pro-Abortion, weak on Crime, Military and Illegal Immigration, Bad for Gun Owners and Veterans and against the WALL. Jones is a Pelosi/Schumer Puppet. Roy Moore will always vote with us. VOTE ROY MOORE!

— Donald J. Trump (@realDonaldTrump) 12 de diciembre de 2017

Sin embargo, no dudó en criticar a Al Franken, un senador estadounidense acusado también de acoso sexual, a quien llamó “Frankenstein”. Franken aparece en una fotografía haciendo que le toca los pechos a una mujer dormida. “La imagen de Al Frankenstein es muy mala y dice más que mil palabras. ¿Dónde van sus manos en las imágenes 2, 3, 4, 5 y 6 mientras ella duerme? 

The Al Frankenstien picture is really bad, speaks a thousand words. Where do his hands go in pictures 2, 3, 4, 5 & 6 while she sleeps? …..

— Donald J. Trump (@realDonaldTrump) 17 de noviembre de 2017

Esto ha sido 2017 en el timeline del presidente del país más poderoso del mundo. Aún quedan tres años más.

Deja un comentario