Tabarnia, ese lugar – ya legendario– que agrupa comarcas de Barcelona y Tarragona, no es el único territorio de ficción de España. Ciudades, enclaves y comarcas de mentirijilla hay unas cuantas y el éxito en redes sociales ( e incluso en el Telediario) de la creación de Tabarnia, una maniobra irónica para descreditar el argumentario independentista catalán, es una excelente excusa para elaborar un repaso, no exhaustivo, de la España imaginaria.

Colocamos los territorios por orden alfabético (un orden tan arbitrario como otro cualquiera):

Portda de ‘La saga/fuga de J.B.’ con Castroforte levitando sobre una nube

Portada de ‘La saga/fuga de J.B.’ con Castroforte levitando sobre una nube

Castroforte del Baralla

Esta ciudad levita, o sea, se levanta del suelo, cuando sus habitantes sufren una impresión muy fuerte. Fue inventada por Gonzalo Torrente Ballester para su novela ‘La saga/fuga de J.B.’: “Castroforte parecía una nube lejana, donde quizás el Rey Artús empezase a proponer al pueblo la proclamación inmediata, definitiva, del Cantón Independiente, hasta que en el Reloj del Universo sonara la hora del regreso”, escribe Torrente al final de la novela

Mapa de Celama publicado por El Mundo

Mapa de Celama publicado por El Mundo

Celama

“Desde Las estaciones provinciales acoté un espacio, una ciudad de provincias que no se nombraba, podía ser León. Y ese espacio no era inocuo, creaba una necesidad. Había un intento de tener una geografía personal, y esa geografía dio origen a otra, imaginaria, un territorio global provinciano. A estas alturas, toda mi obra se ha desarrollado ahí, con ciudades que yo llamo de sombra: Ordial, Balma, Armenta, Doza, Borenes…”. Estas palabras del escritor Luis Mateo Díez,  recogidas por El Mundo describen este lugar literario que habita en la trilogía El reino de Celama (Cátedra). Reproducimos aquí un mapa de Celama, también publicado por El Mundo y, supestamente, dibujado por el doctor Ismael Cuende, uno de los personajes de Luis Mateo Díez.

Vista de Orbajosa, acuarela de Aureliano de Beruete (a finales de 1895), firmada y dedicada, abajo a la derecha. Se conserva en la Casa-Museo de Pérez Galdós en Las Palmas de Gran Canaria.

Vista de Orbajosa, acuarela de Aureliano de Beruete (a finales de 1895), firmada y dedicada, abajo a la derecha. Se conserva en la Casa-Museo de Pérez Galdós en Las Palmas de Gran Canaria.

Orbajosa

“Veinte años ha que fue sacado este castizo y turbulante poblachón y muy lejos de extinguirse su fama y de oscurecerse su historia, han crecido una y otra, a tal punto que ya no hay en España provincia ni capital que no sea más o menos ‘Orbajosoido’. Orbajosa encontrará usted en las aldeas, Orbajosa en las ciudades ricas y populosas. Orbajosa revive en la cabañas y en los dorados palacios. Todo es y todo será mañana Orbajosa, si Dios no se apiada de nosotros, que no se apiadará… Madrijosa… marzo de 1896”. Este poblachón inventado por Benito Pérez Galdós es, una vez más, un remedo de la llamada ‘España profunda’.

Carné del Parchelona, de Superlópez

Carné del Parchelona, de Superlópez

Parchelona

¿Suena como Barcelona, eh? Parchelona no se sabe muy bien si es o no una ciudad. Es, seguro, el equipo de fútbol del que es orgulloso socio Superlópez, el personaje de cómic creado por Jan. Se supone que el superhéroe bigotudo vive en Barcelona, pero si la metrópoli está todo el día de obras (llena de ‘parches’) lo de que Parchelona sea su nombre legendario no está mal traído…

Mapa de Región editado por Alfaguara

Mapa de Región editado por Alfaguara

Región

Crear una región que se llame Región es como llamar Perro a tu perro. Eso hizo el escritor e ingeniero Juan Benet. Región estaría situada en León o en El Bierzo (las versiones cambian), en las zonas donde Benet trabajó como ingeniero en los años 60. De hecho, el pantanto formado por la presa del pantano de Porma, en la que trabajó el escritor, se llama ahora Embalse Juan Benet. Ese embalse causó la desaparición de Vegamián, pueblo de otro escritor, Julio Llamazares. Pero esa es otra historia.

En los años ochenta la editorial Alfaguara lanzó una edición especial de las obras de Juan Benet junto con un mapa de Región a escala 1:150 000

Islote de Redonda, donde no hay mucho que hacer

Islote de Redonda, donde no hay mucho que hacer Invertzoo / Wikipedia

Reino de Redonda

El Reino de Redonda no está en España, pero su rey, Xavier I, sí vive aquí. En concreto en Madrid, muy cerca de la calle mayor. Al rey de Redonda también se le conoce como Javier Marías. El escritor accedió al trono en 1997 tras suceder al escritor británico Jon Wynne-Tyson.

A diferencia de los otros territorios, Redonda existe. Es un islote que depende de las islas de Antigua y Barbuda, en el Caribe. Como allí Javier Marías y el resto de su corte se iban a aburrir mucho, digamos que viven todos en un exilio voluntario, como otros hacen en Bruselas.

Redonda existe físicamente pero existe, todavía más, en la ficción literaria. Toda su aristocracia está formada por literatos y artistas. Es la invención de un excéntrico escritor británico, Matthew Phipps Shiell, cuyo padre (un comerciante y viajero) al parecer reclamó el islote de Redonda para su hijo, quien fue coronado Rey de Redonda en 1880. El título ha ido pasando, no sin ciertas disputas aún vigentes, de escritor en escritor.

Entre los 42 nobles del Reino de Redonda,  que no todos son reyes, están Pedro Almodóvar (Duque de Trémula), Francis Ford Coppola (Duque de Megápolis) o Milan Kundera (Duque de Amarcord). Sólo hay dos mujeres entre la nobleza ‘redondiana’: Alice Munro (Duquesa de Ontario) y Antonia Susan Byatt (Duquesa de Morpho Eugenia). La paridad no es el fuerte del reinado de Xavier I quien, por cierto, creó una editorial llamada Reino de Redonda.

Los habitantes de Tacañón del Todo

Los habitantes de Tacañón del Todo

Tacañón del Todo

Esta localidad imaginaria fue creada en los años setenta del siglo XX por el cineasta y realizador televisivo Chicho Ibáñez Serrador, creador del programa concurso 1,2,3. Del pueblo de Tacañón del Todo provenían los Tacañones: El profesor Lápiz, don Estrecho y don Rácano. Estos personajes eran los encargados de acogotar a los concursantes, de recordarles sus fallos y de vigilar los dineros del programa. En los años ochenta los Tacañoes fueron sustituidos por las Tacañonas: las Hermanas Hurtado.

Mapa de Vetusta

Mapa de Vetusta

Vetusta

Quizá la más célebre de las ciudades ficticias de la literatura española, en Vetusta (cerrada, tradicional y apolillada como su nombre indica) transcurre la vida de Ana Ozores, protagonista de la novela ‘La Regenta’, de Leopolodo Alas Clarín. “La heroica ciudad dormía la siesta. El viento sur, caliente y perezoso empujaba las nubes blanquecinas que se rasgaban al correr hacia el norte. En las calles no había más ruido que el rumor estridente de los remolinos de polvo, trapos, pajas y papeles, que iban de arroyo en arroyo, de acera en acera, de esquina en esquina. (…) Vetusta, la muy noble y leal ciudad, corte en lejano siglo, hacía digestión del cocido y de la olla podrida, y descansaba oyendo entre sueños el monótono y familiar zumbido de la campana del coro, que retumbaba en lo alto de la esbelta torre en la Santa basílica”, escribe Clarín. Vetusta es el nombre con el que el escritor ocultó el nombre de Oviedo, capital de Asturias, donde transcurre esta novela en la que chocan las mentalidades.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.