Los Mossos d’Esquadra están registrando una librería del centro de Barcelona en busca de vídeos de pornografía infantil, en el marco de una operación policial contra la venta y tenencia de ese tipo de material en la que son investigadas nueve personas.

Según han fuentes cercanas a la investigación, la operación, que está bajo secreto de sumario, es la segunda fase de la operación conjunta de los Mossos y la Guardia Civil que en 2016 asestó un golpe a una productora de Tortosa (Tarragona) que utilizaba a menores tutelados, captados en las calles, para elaborar pornografía infantil.

Por orden judicial, los agentes han registrado hoy una librería, situada en el barrio barcelonés del Eixample, tras constatar que este establecimiento había adquirido material a la productora de Tortosa, que se dedicaba a confeccionar pornografía de todo tipo, no solo infantil.

Los Mossos d’Esquadra, se ha centrado en la tenencia y consumo de la pornografía distribuida por la red

Los agentes han intervenido material pornográfico fabricado por la productora de Tortosa en el establecimiento de Barcelona, que ahora examinarán para averiguar si entre el mismo figuran imágenes de contenido pedófilo.

La primera fase de la operación, que culminó en agosto de 2016 con la detención de siete personas, permitió desarticular una red dedicada a grabar y producir vídeos de pornografía infantil a escala industrial, que después distribuía por todo el mundo, utilizando a decenas de niños de 15 años desamparados que eran captados en las calles de Catalunya y la Comunidad Valenciana.

Asimismo, la segunda fase de la investigación, que han llevado a cabo en solitario los Mossos d’Esquadra, se ha centrado en la tenencia y consumo de la pornografía distribuida por la red, lo que ha llevado al registro de la librería de Barcelona.

Tras inspeccionar el establecimiento, la policía catalana ha entregado una citación al responsable de la librería para que acuda a declarar como investigado ante el juez que lleva el caso.

En el marco de esta fase de las pesquisas, que se iniciaron el pasado mes de noviembre, ha sido detenida una persona y otras ocho han sido citadas a declarar en calidad de investigadas.

Los Mossos d’Esquadra recuerdan que la tenencia de pornografía infantil es delito, igual que su producción y distribución, y han pedido a aquellas personas que puedan haber accedido a ese tipo de material pedófilo que lo comuniquen a la policía. EFE

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.