[ad_1]

A partir de ahora, en Italia, los menores de seis años deberán estar vacunados para poder ir a la escuela, esta legislación se ha puesto en marcha tras el incremento de los casos de niños que han contraído el sarampión. Recordemos que en Europa se ha producido un récord en el número de casos de esta enfermedad y que la OMS (Organización Mundial de la Salud) ha considerado que la no vacunación es una de las 10 amenazas para la salud mundial en el presente año, por lo que la nueva legislación italiana es acertada para aumentar la tasa de vacunación.

A consecuencia de la puesta en marcha de esta ley, en Bolonia unos 300 niños de los 8.000 registrados en escuelas infantiles y guarderías no han podido acudir a los centros escolares por no estar al día con las vacunas. En otras regiones italianas ocurre algo similar, por ejemplo, en Módena se cree que la cifra podría alcanzar los 600 niños que no podrán acudir a escuelas y guarderías por no haber cumplido con la cartilla de vacunaciones. Parece ser que el problema se encuentra en todas las regiones italianas con un número variable de niños que no se han vacunado.

En la actualidad, en Italia la tasa de vacunación ronda el 80% y el Gobierno del país quiere que se alcance el 95% de tasa que recomienda la OMS para garantizar la inmunización de la población. En el caso de los niños mayores de seis años, según la legislación no pueden ser excluidos del colegio, pero para forzar a que los padres vacunen a sus hijos se ha dispuesto sancionar con 500 euros a aquellos padres que decidan llevar a sus hijos a la escuela sin haberse vacunado.

Esta semana es la fecha límite para que los padres acrediten que sus hijos han cumplido con el calendario de vacunaciones, para ello deben presentar el correspondiente certificado. Como sabemos, si no se vacuna a los niños, existe un gran peligro de propagación de enfermedades potencialmente peligrosas y que son perfectamente prevenibles, sin embargo, en Italia la tendencia de no vacunar a los niños se ha ido incrementando en los últimos años, algo a lo que se quiere poner fin de una vez por todas y para ello, nada mejor que una obligación por ley.

En nuestro país la situación está mucho mejor, la cobertura es elevada, hasta un 97% de los niños están vacunados, pero a pesar de ello y en prevención de lo que pudiera pasar en un futuro, en algunas comunidades como Extremadura y Castilla y León vacunarse es un requisito obligatorio para poder tener acceso a la educación, algo que ahora también quiere impulsar el Gobierno de Galicia, de ello hablábamos aquí.

Sería interesante que se introdujera una legislación a nivel europeo en la que se obligase a la vacunación para poder acceder a la escuela, de este modo probablemente sería bastante complicado que volviera a producirse con otra enfermedad lo ocurrido con el sarampión. Podéis conocer más detalles de la noticia a través de este artículo publicado en el periódico digital El País.

[ad_2]

Source link