Los letrados del Parlament han rechazado que el cabeza de lista de Junts per Catalunya, Carles Puigdemont, pueda ser investido president de la Generalitat por vía telemática desde Bruselas.

En un informe publicado este lunes, los servicios jurídicos del Parlament resuelven que el reglamento “excluye” la investidura no presencial y descartan que se pueda adecuar el reglamento a las dos opciones que plantean desde JxCat, que son que otro diputado lea su discurso o que lo haga el propio Puigdemont por vía telemática.

Los letrados consideran “imprescindible” tanto la asistencia al pleno de los protagonsitas del debate como “también el cumplimiento de lo que caracteriza el debate parlamentario, es decir, la oralidad, la contradicción directa y la garantía del principio de inmediatez para que todos los actores puedan ver, oír y entender en persona el desarrollo del debate”.

Los juristas recuerdan que el reglamento del Parlament solo contempla algunas excepciones que permiten delegar el voto y son en caso de hospitalización, enfermedad grave e incapacidad prolongada. Este último concepto, matizan, no se puede aplicar al caso de Oriol Junqueras (ERC) y Joaquim Forn y Jordi Sànchez (JxCat), que continúan en prisión. Sin embargo, aquí sí abren la puerta a que su encarcelamiento provisional se pueda incluir en una futura reforma del reglamento como motivo para delegar el voto.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.