Los letrados del parlamento de Cataluña han rechazado que la cámara pueda investir a un candidato a la presidencia de forma no presencial. De esta forma se posicionan en contra de las tesis de Carles Puigdemont. De igual modo, aseguran que el reglamento no permite a los diputados presos delegar su voto, porque no concurren en ninguna de estas situaciones: “hospitalización, enfermedad grave e incapacidad prolongada y el concempo de incapacidad no puede aplicar a situaciones que puedan obedecer a otros motivos”, como sería un ingreso en prisión.

Según un informe de 22 páginas citado por ‘El Diario’, Puigdemont no podría ser investido desde Bruselas como es su objetivo.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.