Cientos de estudiantes, sobre todo adolescentes, no han acudido a clase este mediodía para, en su lugar, concentrarse en la Puerta del Sol de Madrid para protestar frente al cambio climático. Y han hecho lo mismo en docenas de plazas de ciudades españolas. A esta jornada de movilizaciones y huelga general de secundaria y universidad se le ha llamado ya ‘el 15M verde’, pero los jóvenes de nuestro país no estaban solos: formaban parte del movimiento internacional ‘Fridays for Future’, que este 15 de marzo convocaba, bajo el nombre de #strikeforfuture, más de mil manifestaciones alrededor del mundo.

Los chicos y chicas no claman “contra el cambio climático”, en abstracto, sino que lo que exigen son medidas políticas, concretas, para lograr que su futuro no quede hipotecado por las consecuencias del calentamiento global. Es una llamada de atención frente a “la inacción institucional”, porque “nos jugamos todos, nos jugamos nuestro futuro”. Su motivo, que les hace las veces de lema, es que “no hay planeta b”, y ponen una fecha de no retorno: 2030.

Jóvenes manifestándose contra el cambio climático el 15M en Madrid / Olmo Calvo.

Este 15M es el día grande, pero a lo largo de febrero ya se habían reunido en ciudades como Málaga, Valencia, Girona o Barcelona, y hace un par de semanas frente al Congreso de los Diputados. Todos siguen los pasos que inició la activista sueca Greta Thunberg, de 16 años, cuando en agosto de 2018 dejó de ir a clase para pedir acción frente al cambio climático. En España, lo organiza la delegación nacional de ‘Fridays for Future’ y su respuesta, Juventud por el Clima, dos colectivos distintos pero que “caminan juntos”, explicaban a eldiario.es. 




Source link

Deja un comentario