Los Playoffs no se detienen. Sorpresas, palizas, partidos espectaculares y más emoción que nunca. Tras el golpe sobre la mesa de los Raptors, los Celtics y los Pelicans , esta madrugada es el turno de dos de los grandes favoritos para llegar, como mínimo, a las finales de sus respectivas conferencias, los Cleveland Cavaliers y los Houston Rockets.

En el primer partido de la jornada, los Cavaliers (#4) de LeBron James y José Manuel Calderón buscarán igualar la eliminatoria ante los Indiana Pacers (#5) en el Quicken Loans Arena. El equipo entrenado por Tyronn Lue recibió un severo correctivo en el primer encuentro de la serie, perdiendo por 80 a 98 con un Victor Oladipo a un nivel estelar que terminó con 32 puntos.

Victor Oladipo se mostró imparable en el primer partido de la serie entre los Cavaliers y los Pacers. Victor Oladipo se mostró imparable en el primer partido de la serie entre los Cavaliers y los Pacers. (Gregory Shamus / AFP)

LeBron James terminó el duelo con un triple-doble de 24 puntos, 10 rebotes y 12 asistencias y parece que se transforma cada vez que llegan los Playoffs, si bien esta vez le tocará remar más de lo habitual si quiere seguir avanzando en el cuadro. Los fichajes no están dando el rendimiento esperado y mucho tendrán que cambiar las cosas para que la franquicia de Ohio vuelva a conseguir el anillo de campeón.

Los Pacers, en cambio, parecían descartados por la lucha por los puestos de privilegio al inicio de la presente campaña, pero nada más lejos de la realidad. Victor Oladipo se ha destapado como una de las sensaciones de la temporada y se echó el equipo a las espaldas para escalar hasta la quinta posición de la Conferencia Este, pero parece que quiere más. Los hombres de Nate McMillan se exhibieron en el primer partido y esta madrugada buscarán repetir su actuación.

Pero la noche no termina aquí. Solo una hora más tarde, a las 02:00 horas, dará comienzo el duelo español de la jornada. Los Oklahoma City Thunder (#4) de Alex Abrines intentarán poner el 2-0 ante los Utah Jazz (#5) de Ricky Rubio en el que se prevé como el partido más igualado de la noche.

Alex Abrines consiguió anotar 11 puntos en el debut de los Thunder en Playoffs ante los Jazz. Alex Abrines consiguió anotar 11 puntos en el debut de los Thunder en Playoffs ante los Jazz. (Mark D. Smith / Reuters)

Los Jazz acabaron la temporada regular ganando 29 de los últimos 35 partidos y no están dispuestos a despedirse a las primeras de cambio de los Playoffs. Con Joe Ingles y Ricky Rubio en la dirección de juego, Rudy Gobert en el juego interior y con un Donovan Mitchell que está demostrando que de rookie tiene más bien poco, el equipo entrenado por Quin Snyder plantó cara hasta el final en el primer partido de la serie que terminaron perdiendo de 8 puntos (116 a 108).

En frente tendrán a los Thunder del “Big Three” dispuestos a todo para mantener la ventaja de campo. Parece que Paul George, Russell Westbrook y Carmelo Anthony guardaban lo mejor para el final y, tras una temporada en que han sido criticados durante buena parte de la misma, mostraron de lo que son capaces en el primer duelo de la eliminatoria. George terminó con 36 tantos con un 8 de 11 en triples, Westrbook rozó el triple-doble con 29 puntos, 13 rebotes y 8 asistencias y Anthony cerró el partido con 15 tantos y 7 capturas. Los Thunder van muy en serio y mucho tendrán que trabajar los Jazz, con la duda de Mitchell hasta última hora, para conseguir arrebatarles algún partido en el Chesapeake Energy Arena.

Paul George consiguió 36 puntos frente a Utah en el primer partido con un destacado 8 de 11 desde la línea de 3 puntos. Paul George consiguió 36 puntos frente a Utah en el primer partido con un destacado 8 de 11 desde la línea de 3 puntos. (J Pat Carter / AFP)

Y por si no teníamos suficiente, a las 03:00 horas los Houston Rockets (#1), el mejor conjunto de la temporada regular en la NBA, recibirán a unos Minnesota Timberwolves (#8) que demostraron en el primer partido que están dispuestos a aprovechar cualquier despiste de los texanos para dar la campanada.

Se lo jugaron todo a una carta y les salió cara en el último partido del curso ante los Denver Nuggets, pero no por eso van a dejarse llevar por la lógica de los favoritismos y van a sentarse y a mirar ante el indudable poderío ofensivo de los Rockets. Los Timberwolves están dispuestos a dar guerra y ya lo demostraron el primer encuentro de la serie que perdieron por solo tres puntos. Andrew Wiggins recuperó su mejor versión anotadora y Derrick Rose y Jeff Teague rindieron a un gran nivel, pero no fue suficiente. La vuelta tras lesión de Jimmy Butler ha servido para que los de Tom Thibodeau vuelvan a ser un equipo competitivo, pero necesitarán la mejor versión de Karl- Anthony Towns si quieren plantar cara a la franquicia de Houston.

James Harden intentará seguir a nivel MVP para tumbar de nuevo a los Wolves. James Harden intentará seguir a nivel MVP para tumbar de nuevo a los Wolves. (Tim Warner / AFP)

Los Rockets solo han perdido 7 de los 41 partidos que han disputado en el Toyota Center esta temporada y a pesar de no tener su mejor día, terminaron consiguiendo una victoria muy importante en el partido inaugural de la serie. James Harden volvió a ser el mejor de los de Mike D’Antoni con 44 puntos y 8 asistencias, bien acompañado por un Clint Capela que se comió a Towns en la pintura y que terminó con 24 tantos y 12 capturas.

Letales desde el perímetro a lo largo del curso, a los texanos les faltó efectividad en el partido anterior y solo pudieron anotar 10 de los 37 lanzamientos de 3 puntos que intentaron. Si con un mal partido de Chris Paul, Eric Gordon, Trevor Ariza y Gerald Green los Timberwolves no consiguieron batirles, parece difícil pensar que las cosas cambiarán cuando muestren su mejor versión. Esta noche, nuevo asalto.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.