Los representantes de siete asociaciones de la industria europea de bebidas alcohólicas presentaron ayer a Vytenis Andriukaitis, el comisario de Salud y Seguridad alimentaria de la UE, el plan conjunto de autorregulación de este sector sobre cómo incluir la información nutricional y la lista de ingredientes en el etiquetaje de estas bebidas.

El plan que los fabricantes han presentado prevé que esta información pueda mostrarse en la propia etiqueta, que sea accesible online o mediante ambas opciones. La decisión de optar por uno de estos tres métodos quedaría a criterio de cada elaborador. La propuesta contempla un plan de implementación en distintas fases que debe culminar a finales del 2022.

Las patronales del sector de las bebidas alcohólicas siempre se habían mostrado partidarias de optar por una solución de este tipo –“flexible”– por dos motivos. Por un lado, la diversidad tanto de productos como de tamaño de las empresas elaboradoras, que van desde pequeños cerveceros, pasando por grandes bodegas y destilerías. Del otro, los fabricantes creen que la opción de ofrecer la información online permitirá ofrecerla de forma más clara y detallada al no tener las limitaciones de espacio de una etiqueta.

En el caso de que se decida poner la información en internet, esta “tendrá que ser fácilmente accesible mediante un enlance, un código QR, un código de barras u otros medios que usen tecnología inteligente”, según dice Spirits, la patronal europea de las bebidas espirituosas.

A este respecto, Eurocare –una entidad que agrupa a 57 organizaciones de salud pública– ya se había mostrado de acuerdo con esta solución tecnológica, aunque fuera como un mal menor.

Eurocare estima que los códigos QR imponen una presión adicional sobre los consumidores porque “son tediosos de decodificar, pero siempre son mejores que nada.”

Otro de los aspectos que trata la propuesta presentada ayer es la dosis para la cual hay que expresar las calorías, los valores nutricionales y las cantidades en las que están presentes cada uno de los ingredientes.

La regulación de la UE obliga a que las bebidas muestren esta información por cada 100 mililitros. Los fabricantes están de acuerdo, pero solicitan a la Comisión que permita que los fabricantes también puedan mostrar esta información por cada dosis de servicio, ya que hay bebidas en las que la cantidad que normalmente bebe una persona es menor –30 ml, en el caso de los licores– y otros en los que es mayor –250 ml, en el caso de la cerveza–.

Dar la información nutricional y la lista de ingredientes ya es obligatorio en las etiquetas de todos los alimentos que se venden en la UE desde el 2014, pero el alcohol había quedado exento, hasta que un informe de la Comisión, en marzo de 2017, decidió la obligatoriedad también para el alcohol, aunque dio un plazo de un año a los fabricantes para que presentaran una propuesta.

Ahora la Comisión estudiará esta propuesta y empezará su evaluación a la luz del Reglamento sobre el suministro de información alimentaria a los consumidores”, según dijo un portavoz de la Comisión.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.