Unas 40.000 personas que habían huido de sus casas han regresado a las zonas en poder de las autoridades en la región de Guta Oriental, en las afueras de Damasco, informó este martes la agencia de noticias oficial siria, SANA. Esas personas que había escapado de la región, antiguo bastión opositor al noreste de Damasco, han podido retornar gracias a la vuelta de la seguridad y la estabilidad a la zona, según la fuente. La agencia destacó que la tranquilidad ha regresado a todas las localidades de Guta Oriental, menos a Duma.

Entretanto, zapadores de las Fuerzas Armadas sirias se afanan en limpiar otras localidades de Guta Oriental de minas y artefactos explosivos, indicó SANA. Además, la policía ha vuelto a patrullar en las áreas de Yisrín, Arbín y Harasta.

Sin embargo, el Observatorio Sirio de Derechos Humanos negó que hayan regresado 40.000 personas a Guta Oriental y explicó que, de acuerdo a sus fuentes, solo ha podido documentar el retorno de cientos de familias a la región. Asimismo, recordó que unas 40.000 personas han permanecido en Kafr Batna, Ain Tarma, Saqba y Harasta, actualmente bajo el dominio de las autoridades, pese a las hostilidades que se registraron allí en las últimas semanas.

Duma, la mayor ciudad de la región, estaba en manos de la facción islamista el Ejército del Islam, que el domingo alcanzó un acuerdo con Rusia, aliada del Gobierno de Damasco, para sacar a sus combatientes y los civiles que lo desearan de la zona.

Desde este lunes, los milicianos del Ejército del Islam y sus familiares están saliendo de Duma en autobuses para dirigirse a la población de Yarablus, en el norte de Siria y controlada por rebeldes apoyados por Turquía, en virtud del acuerdo.

La primera tanda de combatientes y civiles de la ciudad de Duma, el último reducto rebelde de la región de Guta Oriental, partió anoche hacia el norte de Siria, y para este martes está prevista otra nueva tanda de autobuses, informaron medios de comunicación oficiales y activistas. La agencia de noticias estatal, SANA, indicó que varios autobuses con 1.130 miembros de la facción el Ejército del Islam y sus familiares salieron anoche de Duma hacia Yarablus, en el norte del país, bajo la supervisión de la Media Luna Roja Siria. SANA indicó que está previsto que hoy se complete la evacuación de milicianos y civiles de Duma, en aplicación del acuerdo alcanzado entre el Ejército del Islam y Rusia, aliada del Gobierno sirio. El Observatorio Sirio de Derechos Humanos confirmó la salida de 21 autobuses con unas 1.150 personas a bordo, entre combatientes y civiles, de Duma para dirigirse a las poblaciones de Yarablus y Al Bab, ambas en la provincia de Alepo y bajo el control de grupos rebeldes aliados de Turquía. Entre esos evacuados hay al menos 700 menores de edad y mujeres, destacó la fuente.

El ejército sirio domina el 94% de Guta Oriental, tras iniciar una ofensiva a finales de febrero y lograr varios acuerdos de evacuación, que en definitiva son rendiciones, con las distintas facciones islamistas que operaban en la región.

Rusia, aliada del Gobierno sirio, lleva a cabo negociaciones con las facciones rebeldes e islamistas que operan en el extrarradio sur de Damasco, tras haber logrado acuerdos con todos los grupos de la región de Guta Oriental, en las afueras de la capital, informaron hoy activistas.

El Observatorio Sirio de Derechos Humanos apuntó que las autoridades rusas han entablado conversaciones con ancianos y notables de los barrios de Yalda, Babila y Beit Sahem, en poder de organizaciones insurgentes e islamistas y situados en el suroeste damasceno.

Esos distritos son adyacentes al campo de refugiados palestinos de Al Yarmuk y otras zonas donde hay presencia del grupo terrorista Estado Islámico (EI) y del Organismo de Liberación del Levante, la alianza de la exfilial siria de Al Qaeda.

En paralelo, Rusia ha iniciado negociaciones con las facciones de Al Qalamún Oriental, una región al noreste de Damasco, en una tentativa de lograr un acuerdo con esos grupos, que rechazan marcharse de la zona y han advertido de que se defenderán si sufren cualquier ataque.

Estas conversaciones se producen al mismo tiempo que se desarrolla una evacuación de civiles y combatientes de la facción el Ejército del Islam de la ciudad de Duma, el último reducto opositor de Guta Oriental, tras un acuerdo entre esta organización y Rusia.

Casi toda Guta Oriental, que se extiende desde el noreste hasta el sureste de la periferia de la capital, está en poder de las fuerzas gubernamentales sirias, gracias a los arreglos de evacuación alcanzados con los distintos grupos que operaban en la región y a una ofensiva militar lanzada en febrero.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.