EL POLITIKO

SIN CENSURA

Los barceloneses consideran el encaje de Catalunya en España su peor problema personal y el de su ciudad

Ni el paro ni el turismo. El problema más grave en la ciudad de Barcelona ha pasado a ser el encaje de Catalunya y España. El contexto político marca sobremanera la vida de los ciudadanos, según se desprende de los resultados del barómetro de diciembre encargado por el Ayuntamiento de Barcelona que se ha hecho público este jueves.

Según este sondeo, que fue realizado entre el 23 de noviembre y el 4 de diciembre pasados, la relación Catalunya-España encabeza la lista de problemas de la ciudad. Un 11,3% de los entrevistados así lo señalan. A ellos habría que sumar otro 9,6% que coloca en la primera posición del ranking de problemas de Barcelona “los aspectos políticos”.

También irrumpe con fuerza, en tercer lugar, la contaminación (citada por un 9% de los entrevistados), otra de las cuestiones de las que se ha hablado mucho en los últimos meses como consecuencia de la entrada en vigor del protocolo que limita la circulación de vehículos en episodios de alta polución.

El turismo cae hasta el quinto lugar como problema de la ciudad

El barómetro municipal ha dado un vuelco radical respecto a la anterior entrega, la correspondiente a junio pasado. En ella el turismo se encaramó a lo más alto de la lista de problemas por primera vez, superando al paro, que había ocupado esta posición durante muchos años. Ahora, afectado por los atentados del 17 de agosto y, sobre todo, por los efectos del conflicto político, el turismo cae hasta el quinto lugar (con un 7,1% de menciones). Cuando se pregunta a los barceloneses cuál es su problema personal más grave, en primer lugar aparece también en el encaje de Catalunya en España (14,5%), por delante incluso del paro (14,1%).

Los problemas personales más graves de Barcelona, según el barómetro municipal Los problemas personales más graves de Barcelona, según el barómetro municipal (Ayuntamiento de Barcelona)

Según la encuesta, un 45% de barceloneses considera también que el encaje en España es el problema número uno de Catalunya (un 27%, además, cita los aspectos políticos). Por el contrario, este ítem aparece sólo en cuarta posición en el ranking de problemas de España, siempre a juicio de los habitantes de Barcelona. Según los resultados del barómetro del Ayuntamiento peores son la corrupción y el fraude (19,5%) y la gestión política del Gobierno (19,3%).

Más de la mitad de los entrevistados (52,6%) opina que esa situación política tendrá consecuencias negativas sobre Barcelona

La encuesta encargada por el Ayuntamiento a la empresa Gesop y elaborada a partir de una muestra de 800 entrevistas, se ha interesado por los efectos del contexto político en la vida ciudadana. Más de la mitad de los entrevistados (52,6%) opina que esa situación política tendrá consecuencias negativas sobre Barcelona, mientras que un 21,8% sostiene, al contrario, que traerá efectos positivos. También son más los que creen que el conflicto político derivado del procés y la aplicación del artículo 155 de la Constitución tendrán un impacto negativo en la convivencia ciudadana (46,9%), mientras que un 31,1% considera que no tendrá unas consecuencias relevantes y un 17,9% afirma que los efectos serán positivos.

Asimismo, más de la mitad de los barceloneses que han participado en este estudio demoscópico (56,6%) sostienen que el impacto de la política sobre la economía local será negativo, un 44,9% cree que afectará el potencial de atracción turístico de la ciudad y un 46,6% entiende que repercutirá negativamente en la imagen internacional de Barcelona. Por el contrario, el 47,4% responde que no incidirá en el funcionamiento de los servicios de la ciudad, mientras que un 25,3% sí considera que se hará notar de forma negativa.

ERC supera a Barcelona en Comú

El barómetro de diciembre interpela también a los barceloneses sobre las expectativas electorales de cara a unos comicios municipales sin efectuar estimación de voto ni de escaños. Cabe señalar, no obstante, que la encuesta fue realizada justo antes de las elecciones catalanas del 21-D, un elemento a tener muy en cuenta a la hora de relativizar estos datos. En el sondeo del Ayuntamiento, ERC supera por primera vez en intención de voto a la formación que lidera la alcaldesa Ada Colau, Barcelona en Comú (16,5 y 16,3%, respectivamente).

Intención de voto, según el barómetro municipal Intención de voto, según el barómetro municipal (Ayuntamiento de Barcelona)

En los resultados de esta encuesta, los republicanos se aprovechan de la caída libre del PDECat (5,8%) superado por Ciutadans (6,4%) y por un PSC al alza que se situaría en tercera posición (9,3%). En la cola, la CUP (3,6%) y el PP (1%). Aunque se trata de la intención de voto en unas elecciones municipales, el barómetro del Ayuntamiento no recoge algunas de las notas más destacadas de los resultados (autonómicos) del 21-D, como el hundimiento de BComú (quinta fuerza política en la ciudad en las recientes elecciones al Parlament), el buen momento de Ciutadans (ganador en Barcelona hace dos semanas) y la resistencia del PDECat (bajo la fórmula de Junts per Catalunya) en el duelo independentista con ERC.

Por lo que respecta a la valoración de los líderes políticos municipales, Ada Colau obtiene la mejor nota (5,3 sobre 10) por delante del republicano Alfred Bosch (5,2). Rozan el aprobado Xavier Trias (PDECat) y Jaume Collboni (PSC), ambos con un 4,9, mientras que suspenden la concejal de la CUP María José Lecha (4,6), la dirigente de Ciutadans Carina Mejías (3,1) y el popular Alberto Fernández (2,4).

Los republicanos se aprovechan de la caída libre del PDECat (5,8%) superado por Ciutadans (6,4%) y por un PSC al alza que se situaría en tercera posición (9,3%), según el barómetro del Ayuntamiento

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.