Las direcciones de dos de las más importantes escuelas de negocios en España, IESE Business School, dependiente académica de la Universidad de Navarra y ESADE, de militancia religiosa jesuítica, tienen un serio problema con algunos de sus profesores. Ambas escuelas de negocio tienen su campus en Barcelona, aunque tienen sedes abiertas en otras ciudades de España y en otros lugares del mundo.

El problema serio es que la “intensa actividad” en redes sociales y en activismo pro independentista de algunos de sus profesores ponen en riesgo la propia reputación académica y el sostenimiento del nivel de alumnos. Tanto IESE como ESADE han dejado claro a nivel institucional que se muestran neutrales en cualquier consideración de índole política y que su cometido esencial es formar buenos profesionales en la gestión de empresas.

Pero ello no parecen entenderlo algunos de sus profesores que utilizan las marcas académicas de sus respectivas escuelas de negocio para airear sus posiciones independentistas catalanas. Los jerarcas de ámbos institutos religiosos al máximo nivel repartieron en su día instrucciones aleccionando acerca de que la institución como tal no debía pronunciarse en ninguna opción.

El activista más destacado por parte de ESADE es el profesor Angel Castiñeira, profesor de Liderazgo y Gobierno Corporativo. Por parte del IESE Jaume Llopis, profesor de Dirección Estratégica. Ambos han metido a las casas que les dan cobijo económico y académico en un buen lío.

Deja un comentario