«Lo teníamos en la mano. No han sido capaces de aguantar el chaparrón de la derecha»

[ad_1]

El portavoz de ERC en el Congreso, Joan Tardá, ha acusado al Gobierno de Pedro Sánchez de no atreverse a asumir un diálogo sin restricciones para resolver el conflicto territorial abierto, de rendirse a la presión de PP y de Ciudadanos y de tirar por la borda la posibilidad de lograr un nuevo encaje de Catalunya en España.

«Lo teníamos en la mano. No han sido capaces de aguantar el chaparrón de la derecha», ha lamentado casi al final de un discurso en el que no ha mencionado ni una sola vez los Presupuestos Generales de 2019 cuya enmienda a la totalidad defendía desde la tribuna. La ministra de Hacienda, María Jesús Montero, ha reclamado en su turno de réplica que ERC apoye unos Presupuestos que ha calificado como «buenos para Catalunya». Y ha vaticinado: «Si actúan de otra manera, van a cometer un error histórico».

Tardá ha insistido en buena parte de los argumentos que el independentismo más posibilista defiende desde hace meses. «No seremos capaces de construir una solución si no se incluye a la Catalunya real», ha señalado el portavoz catalán.

Tardá, con los números de las elecciones del 21 de diciembre de 2017, ha recordado que un 48% de los catalanes se consideran independentistas, un 42% contrario a la secesión y un 11% «a favor de un proceso de derecho a decidir desde un marco español distinto», en referencia al espacio de los comunes, que incluye a Podemos, IU y Catalunya en Comú.

El portavoz de ERC ha recordado que su grupo votó a favor de la moción de censura que llevó a Sánchez al Gobierno sin pedir «nada» a cambio. Lo hicieron, ha dicho, «porque era imprescindible desocupar a la derecha». Pero también, ha añadido, «por una apuesta republicana de construir escenarios de diálogo que con el tiempo desembocaran en escenarios de negociación y con más tiempo, en escenarios de acuerdo satisfactorio para ambas partes».

En ese momento del discurso han llegado los peros al Gobierno de Sánchez. «Pero  habrá que encontrar un marco en el que no nos hagamos trampas», ha apuntado. «Se hace trampas si no se tiene la valentía y el coraje -porque la derecha es como es- de reconocer que es tan legítimo poner encima de la mesa la autodeterminación como lo es poner la autonomía», ha explicado.

El juicio «de la vergüenza»

Tardá ha recordado que el debate de los Presupuestos coincide en el tiempo con el juicio del procés, que ha calificado como «el juicio de la vergüenza». Un juicio que, en opinión del portavoz de ERC, «provocará una fractura emocional de una buena parte de Catalunya y de España que tendrá más magnitud que la sentencia de 2010 que dinamitó el Estatuto de Catalunya refrendado por el pueblo catalán».

El diputado catalán ha mostrado una imagen de los presos independentistas en el arranque del juicio en el Tribunal Supremo. «Nuestros hijos, o nuestros nietos, esta fotografía la van a ver en los libros de texto», ha señalado.

Los acusados en el juicio del Procés.

EFE

«Creemos que es una causa general. Un juicio farsa. Está inspirado por la venganza», ha sostenido. Tardá ha reconocido que el 1-O se produjo «un ejercicio de desobediencia institucional y popular que el Estado ha respondido con una voluntad de escarmentar».

«¿Qué les hace pensar que mediante la represión y una sentencia que provocará una fractura emocional inmensa, van a tener el consentimiento de buena parte de los catalanes? ¿Estas son formas de seducir? ¿Acaso la democracia no es consentimiento? No se puede segregar Catalunya sin ser de forma democrática. Ni tampoco retenerla», ha concluido.

«No se han atrevido. Insistiremos»

Tardá ha hecho historia sobre la relación de ERC y el PSOE en los últimos años. «Siempre hemos trabajado para tener espacios compartidos. Como en 2004, junto a Pasqual Maragall para un Estatuto que luego negociaron con Artur Mas», ha señalado. «Aún así les hemos votado la moción porque era nuestra obligación. Solo pedimos que no se amedrentaran y el principio democrático del derecho a la autodeterminación».

«Ustedes no se han atrevido. Pero insistiremos», ha lamentado Tardá. «Si ahora no se han dado las condiciones para un diálogo y una negociación, trabajaremos para que este escenario se dé. Porque es imprescindible que asumamos que no podemos endosar el problema a las generaciones venideras», ha señalado.

Tardá ha recriminado a la ministra de Hacienda, María Jesús Montero, por llamarles chantajistas. «Lamento que se dirija a los republicanos llamándonos chantajistas. Les invito a cuantificar las veces que ERC ha votado a favor de iniciativas. Siempre votamos de oficio a favor del PSOE, aún cuando compartamos solo un 10%. ¿Cómo se atreven a decirnos chantajistas?», le ha espetado.

«Lo teníamos en la mano», ha insistido Tardá. Y ha añadido: «No han sido capaces de aguantar el chaparrón de la derecha. Han venido a por nosotros, pero luego irán a por ustedes. Y antes, a por los compañeros comunistas y los compañeros de Podemos. Al fascismo se le combate con cultura, con democracia y en la calle».

Tardá, que no ha hecho una sola mención al proyecto de Presupuestos Generales que este martes ha defendido el Gobierno en el Congreso, ha recibido una pequeña reprimenda de la presidenta de la Cámara, Ana Pastor, por no hacer referencia a las cuentas. Un reproche que Pastor no ha dirigido a los anteriores oradores (Pablo Casado y Albert Rivera), aunque buena parte de sus discursos y réplicas han soslayado los Presupuestos.

El portavoz de ERC ha defendido que estaba ciñéndose al documento registrado por su grupo y aceptado por la Mesa del Congreso. «Al menos haga una referencia», le ha dicho en tono jocoso Pastor, reconociendo que la mayoría del debate de este martes, que acumulaba ya cinco largas horas, había ignorado el motivo del mismo.

Tardá, tras el reproche, ha decidido dar por concluida su exposición con un mensaje que ha tenido un deje a despedida del veterano diputado, que acumula cinco legislaturas en el Congreso: «Viva el republicanismo catalán. Viva el republicanismo español. Y viva la democracia».

En su réplica, la ministra de Hacienda, María Jesús Montero, ha bajado el tono con ERC respecto a la posición que ha mantenido en la intervención de esta mañana con los independentistas y con PP y Ciudadanos. Lo que sí ha reprochado la socialista a ERC es que comentan, a su juicio, un «error histórico» rechazando las cuentas. «No se va a comprender en Catalunya que un partido de izquierdas, además de republicano, no apoye la mejora de las cuentas públicas que permiten mejor calidad de vida para todos los ciudadanos». 

«Hoy ustedes se van a unir al bloque que está pidiendo el 155», le ha advertido a Tardà: «No creo que quieran elegir el camino de cuanto peor mejor. A veces tengo la impresión de que a ustedes les interesa también la confrontación». «Sepa que este partido no cesará en su empeño de encontrar una fórmula que permita superar el desafío territorial», le ha dicho a ERC. «Espero que esa solución llegue pronto por el bien de Catalunya y el bien de España», ha zanjado. 

La ministra ha insistido en que el diálogo sobre Catalunya tiene que estar dentro de la Constitución. «Si la tramitación de los Presupuestos consiste en hablar del derecho de autodeterminación, les adelanto que no habrá Presupuestos y esto no es una novedad; lo saben desde el primer día. No se entiende cómo en las últimas jornadas han estado repitiendo que era una premisa para apoyar los Presupuestos», ha dicho Montero en la línea de lo que ha mantenido el Ejecutivo desde el viernes, cuando dio por rotas las conversaciones con la Generalitat. 



[ad_2]

Source link

Deja un comentario