Llega el frío… y los sabañones

[ad_1]

Los sabañones suelen aparecer en los dedos de las manos y los pies, en la nariz y las orejas por la exposición de la piel al frío y la humedad.

Normalmente los sabañones desaparecen cuando desaparece el frío, pero si no quieres esperar tanto tiempo es mejor que vayas a la farmacia a buscar un remedio o buscar unos buenos remedios naturales para combatirlos.

Los sabañones no son peligrosos, pero como son una inflamación de la piel suelen provocar dolor, aunque en algunas ocasiones pueden infectarse.

Síntomas

Si tienes sabañones puedes tener los siguientes síntomas:

  • Cambios de color en la piel que pasa de rojo a morado
  • Picor en las zonas afectadas
  • Hinchazón en las zonas afectadas
  • Picor en manos, pies, orejas y naríz

Remedios caseros para luchar contra los sabañones

Si eres propensa a padecer sabañones, estos remedios caseros pueden ayudarte

La caléndula tiene propiedades antiinflamatorias que te ayudaran a luchar contra los sabañones. Para elaborarlo necesitas:

  • 3 cucharadas de caléndula
  • 1 litro de agua

Para prepararlo debes calentar el agua hasta que hierva y añadirle las tres cucharadas de caléndula. Deja hervir por lo menos durante diez minutos.  Cuando enfríe puedes aplicar esta infusión a las zonas afectadas y verás como sientes alivio

Los nabos también son un buen remedio para luchar contra los sabañones. Solo tienes que cortarlos por la mitad y frotar la zona afectada a la mañana y a la noche

El aceite de romero también es un buen alivio casero para los sabañones. Para elaborarlo vas a necesitar un tarro con tapa, aceite y un ramito de romero fresco. Debes colocar dos tazas de aceite de cocina en el tarro de vidrio y poner las ramitas de romero dentro y tapar. Deja reposar al menos durante cinco días.Pasado este tiempo puedes aplicar el aceite en la zona afectada por sabañones para aliviar la inflamación y el picor.

La cebolla, la miel y la sal puedes ser tus aliados a la hora de luchar contra los sabañones. Puedes elaborar una pasta con la cebolla cruda triturada, un poco de miel y un poco de sal. La pasta obtenida puedes aplicarla directamente en la zona afectada por sabañones dos veces al día, procurando frotar bien en la zona afectada.

Si estos remedios no te funcionan es mejor que acudas a la farmacia para que te una crema específica que se vende sin receta.

En algunas ocasiones los sabañones se infectan, si este es el caso lo mejor es que acudas a tu médico de confianza.

[ad_2]

Source link

Deja un comentario