El buque estadounidense USS Wasp, capaz de portar cazas F-35B de última generación, atracó el pasado sábado con sus más de mil tripulantes en la base naval de Sasebo (Japón) tras una travesía de cinco meses desde Norfolk (EE.UU.), informa Stars and Stripes.

El comandante de la embarcación, Colby Howard, ha afirmado que la llegada del navío representa “el crecimiento de las capacidades militares de EE.UU.” y subraya el compromiso con sus socios y aliados en el mantenimiento de “la seguridad y la estabilidad en la región”.  El USS Wasp sustituirá al USS Bonhomme Richard como buque insignia de la Task Force 76, una división anfibia de la Séptima Flota de Estados Unidos.

Varios cazas F-35B capaces de realizar despegues cortos y aterrizajes verticales embarcarán en el navío cuando este proceda a realizar su próxima misión de patrulla. Las sigilosas aeronaves son pilotadas por miembros del escuadrón 121, que llegó el pasado año al aeródromo de la Marina estadounidense de Iwakuni, en el sur de Japón.

El USS Wasp puede albergar 31 aeronaves y una tripulación de 1.600 personas. Asimismo, puede transportar vehículos anfibios.

El buque de guerra, que emprendió su viaje en agosto, desvió su rumbo en varias ocasiones para prestar ayuda en Dominica, Islas Vírgenes y Puerto Rico, seriamente afectados por huracanes. El navío reanudó su viaje en octubre y durante su travesía realizó simulacros para poner a prueba los sistemas de combate y de control de daños, entre otros.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.