Para ganar una Champions siempre se necesita una pizca de suerte. No basta con tener el mejor equipo, practicar el mejor juego o ser más competitivo que el resto. En un momento dado, el azar puede hacer de las suyas y cambiar, con un simple detalle o decisión, el signo de un partido. Y si hay un club que sabe explotarlo mejor que nadie este es el Real Madrid.

A los blancos la suerte les volvió a sonreír en una controvertida acción final cuando se mascaba la tragedia en el Santiago Bernabeu. La Juventus había sido capaz de igualar el 0-3 encajado en la ida, encarando el partido irremediablemente a la prórroga. Sin embargo, el inglés Michael Oliver se convirtió en protagonista al decretar, a escasos segundos del final, pena máxima de Benatia sobre Lucas Vázquez. Una decisión discutible que abre el debate de si el mínimo contacto fue suficiente para marcar el devenir de una eliminatoria. El colegiado señalando con el dedo índice el punto fatídico provocó la ira de los bianconeri -poco acostumbrados a ser la víctima en su país-, y la consiguiente expulsión de Buffon en su último partido europeo.

Los dos goles en fuera de juego de Cristiano ante el Bayern o la posición antirreglamentaria de Ramos en la final contra el Atlético, los casos más flagrantes

Cristiano Ronaldo no desaprovechó la ocasión. La metió a la escuadra y exhibió músculo para darle tintes de épica cuando en realidad el campeón se asomaba al abismo. De nuevo, y por tercer año consecutivo después de encadenar dos Champions, la polémica abraza al Madrid. Afortunadamente para los blancos, en caso de duda siempre sale cara.

El penalti de Lo Celso sobre Kroos

Ya hubo un caso polémico esta misma temporada contra el PSG. A pesar de la superioridad indiscutible en el global de la eliminatoria, hubo un momento clave en la ida de octavos de final. Con el 0-1 favorable a los franceses en el feudo blanco, Gianluca Rocchi consideró penalti de Lo Celso sobre Kroos por un leve agarrón justo antes del descanso. Esa acción transformada por Cristiano dio alas al equipo de Zidane de cara al segundo tiempo, donde sentenciarían el partido y media eliminatoria en la recta final.

Arturo Vidal protesta su expulsión ante el Real Madrid la temporada pasada Arturo Vidal protesta su expulsión ante el Real Madrid la temporada pasada (Getty Images Europe)

Dos goles en fuera de juego con uno menos

En cuartos de final de hace un año, el Bayern también salió perjudicado del Bernabeu. La actuación arbitral del húngaro Kassai dejó mucho que desear, con errores de bulto por ambos lados, pero los más acentuados favorables al Madrid. Cristiano marcó dos goles en fuera de juego en la prórroga con el 1-2 en el marcador, cuando los alemanes ya jugaban con uno menos por la expulsión de Arturo Vidal. Cierto es que el chileno podía haber sido expulsado mucho antes, como también lo es que Casemiro tendría que haberse ido al túnel de vestuarios por doble amarilla, algo que no sucedió.

Sergio Ramos estaba avanzado antes de marcar el gol en la final contra el Atlético Sergio Ramos estaba avanzado antes de marcar el gol en la final contra el Atlético (Vídeo)

Gol ilegal de Ramos en la final contra el Atlético

La segunda final de la historia de la Champions entre Madrid y Atlético de la temporada 2015/16 tampoco estuvo exenta de polémica. Ni el árbitro -también inglés- Mark Clattenburg ni su linier se percataron de la posición avanzada de Sergio Ramos en el gol que dio ventaja a los blancos en Milán. La acción se produjo tras el saque de una falta lateral que peinó Bale con la cabeza hacia el área chica, con remate final del de Camas. El Madrid terminaría llevándose la Undécima en la tanda de penaltis tras el 1-1.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.