Las mujeres refugiadas en los campamentos de Grecia han comenzado a utilizar pañales para no tener que ir a los baños de noche. El fin es el de evitar violaciones, según el informe de la organización Care y que recoge el diario británico Metro

El documento explica que “la iluminación es pobre por la noche y no hay baños y aseos seguros y protegidos para las mujeres, por lo que para algunas es preferible usar un pañal por la noche en lugar de arriesgarse a ir a los baños”.

Es por ello que la organización hace hincapié, no sólo en “establecer medidas básicas” para la seguridad y asistencia de mujeres y niñas, sino en garantizarles protección legal.

Además, subrayan el peligro que sufren las mujeres en los campos de refugiados ya que también están expuestas a enfermedades, daños psicológicos y a redes de trata y prostitución.

Deja un comentario