“Es posible vivir consumiendo menos”. Esto es lo que han alertado un grupo de yay@flautas que han entrado en las tiendas de las grandes marcas en el centro de Madrid en una campaña llamada “El consumo que nos consume”. Los activistas han avisado que “sus buenos precios y sus gangas se sustentan en una mano de obra esclava en el Tercer Mundo y hasta en la explotación infantil“.

Más de una veintena de de yay@falutas se han reunido en la madrileña Plaza de Callao y se han dirigido a Primark, Zara y H&M. En estos establecimientos han leído un manifiesto en el que denunciaban el “consumismo exacerbado” y que “cada día nos llegan más de 1.000 mensajes publicitarios incitándonos a consumir lo que no necesitamos”.

Algunos de los clientes, a los que repartieron más de 500 octavillas, paraban a escuchar, e incluso a hacer fotos. Pero en su mayoría se mostraron impasibles, uno de ellos hasta rompiendo el papel que los activistas de este movimiento ciudadano creado en 2012 le entregó. “Normalmente es lo que suele pasar; les da igual” lamentaba Carmen, una de las participantes. 

No hubo incidentes. Los agentes de seguridad de Primark y H&M actuaron de forma amable, correspondiendo al acto pacífico. No fue así en el caso de Zara,  donde los guardias y los dependientes se mostraron más hostiles, hasta el punto de intentar quitar la cámara a una reportera, ante la reivindicación de la importancia del comercio justo y la ecología en unas fechas en la que las comprar aumentan de forma notable.

Amparo comentaba a Público que su propósito ante este “consumismo exacerbado” era “concienciar a la gente de que deje de comprar en las grandes superficies, que salgan un poquito del sistema y que compren en las tiendas del barrio, mercadillos solidarios…”

La concentración puso punto y final en la Puerta del Sol, donde también leyeron el manifiesto. “Se tiene que consumir con cabeza, cuidando el planeta. Nosotros no somos nadie para decirle a la gente qué tiene que hacer, pero un toquecito, pues sí, para eso estamos los yayos, para defender el planeta” proclamaba Pilar.

Deja un comentario