Las defensas de los políticos independentistas juzgados en el Tribunal Supremo han presentado una queja formal para denunciar que el juez Manuel Marchena pone “trabas” a la hora de reproducir vídeos sobre los hechos juzgados. “No se puede establecer de antemano ninguna norma que impida exhibir material audiovisual, aunque el juicio se encuentre todavía en fase testifical”, lamentan. 

En el escrito, los equipos de las defensas advierten de que para la comparecencia de algunos agentes de la Guardia Civil prevista para la semana que viene, la reproducción de vídeos les será “indispensable” para comprobar si los sucesos descritos por los testigos policiales se contradicen con las imágenes. “El objetivo de la exhibición de vídeos es siempre esclarecer los hechos y descubrir la verdad”, señalan.

Los abogados se amparan en el derecho fundamental a la defensa, recogido en la Constitución, y en los derechos de los acusados que establece el Convenio Europeo de Derechos Humanos. Sobre el primero, añaden que todo el mundo tiene derecho a “usar los medios de prueba que considere pertinentes para su defensa”. 




Source link

Deja un comentario