Las arañas selenópidas son los animales impulsados por patas más rápidos de la Tierra, debido a que solo necesitan un octavo de segundo para girarse y atacar a su presa, según revela un nuevo estudio realizado por especialistas de la Universidad de California en Merced y la Academia de Ciencias de California (Estados Unidos) y publicado en Journal of Experimental Biology.

Para alcanzar esta conclusión, los científicos grabaron y analizaron vídeos de alta velocidad de esos arácnidos, en los que pudieron observar que logran esos tiempos récord gracias a sus patas, que colocan paralelas al suelo y les permiten un rango más amplio de movimientos sin restricciones.

Además, sus ocho extremidades se dirigen hacia direcciones diferentes, con lo cual las también conocidas como arañas planas se orientan con rapidez hacia su presa sin importar el ángulo de aproximación.

De ese modo, la velocidad de giro de estos artrópodos puede alcanzar 3.000 grados por segundo y eso les permite que, literalmente en un abrir y cerrar de ojos, puedan realizar tres rotaciones completas. 

[embedded content]

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.