Catalunya ha sido uno de los temas tratados en el discurso de Fin de Año del presidente del gobierno de Aragón, el socialista Javier Lambán, quien este año ha escogido un escenario inédito para la grabación del mensaje institucional: el monasterio de Sijena.

“La cuestión catalana es el problema más grave que tiene España”, ha señalado Lambán, añadiendo que la “vecindad” con Catalunya hace que Aragón sea la comunidad más “afectada” por la actual situación política. Por ello, considera que “implicarnos en la solución” es la opción para “defender nuestros intereses”.

Sobre el regreso de las obras de Sijena, el jefe del gobierno aragonés ha manifestado que ha ayudado a reforzar “nuestra autoestima como comunidad”, tras afrontar “en soledad” todo el litigio ante “la actitud ilegal e irrespetuosa “del Gobierno y la” pasividad “del Gobierno español.

El presidente de Aragón ha pronunciado su discurso en el espacio donde se ubicaban los antiguos dormitorios del Monasterio, rodeado de obras como tres sepulcros medievales policromados, fragmentos del retablo de la Piedad, mesas con las imágenes de Santa Clara y Santa Gertrudis o una pintura mural traspasada a lienzos de la Santa Cena y con el trasfondo de las Puertas del Palacio Prioral.

“Sijena ha reforzado nuestra autoestima como comunidad, como la nacionalidad histórica que el Estatuto nos reconoce, y nos ha hecho más conscientes de nuestra verdadera capacidad para proyectarla “, apuntó Lambán, recordando que este 2018 se conmemora el VII Centenario del Archivo de la Corona de Aragón. “Porque ser aragonés es una hermosa manera de ser español”, ha añadido. “Pero no por ser una pieza más del engranaje nacional, sino por ser uno de los motores de este engranaje, que ahora mismo sufre una avería muy seria”, asegura.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.