La Comisión Europea  ha lanzado este miércoles un proceso sin precedentes para suspender los derechos de voto de Polonia en la Unión Europea después de dos años de disputas sobre sus reformas judiciales que, según el brazo ejecutivo de la UE, socavan la independencia de los tribunales polacos.

Bruselas, garante de la ley en la Unión Europea, pedirá ahora al resto de gobiernos comunitarios que declaren que los cambios en el poder judicial en Polonia constituyen un claro riesgo de violación grave de los valores de la UE, especialmente del Estado de derecho. “La Comisión ha concluido hoy que hay un claro riesgo de una infracción grave del Estado de derecho en Polonia”, ha señalado la Comisión en un comunicado.

“Las reformas judiciales en Polonia suponen que el poder judicial del país se encuentra ahora bajo el control político del gobierno en mayoría. Ante la falta de independencia judicial, surgen graves cuestiones sobre la aplicación efectiva de la ley de la UE”,  añade.

El vicepresidente primero de la Comisión Europea y responsable de Estado de derecho, Frans Timmermans. REUTERS/Francois Lenoir

El vicepresidente primero de la Comisión Europea y responsable de Estado de derecho, Frans Timmermans. REUTERS/Francois Lenoir

El vicepresidente primero del Ejecutivo comunitario y responsable de Estado de derecho, Frans Timmermans, ha  señalado que, “con gran pesar” se ha activado el artículo 7.1 del Tratado de la Unión Europea que contempla proceso sancionador. “Los hechos no nos dejaban otra opción”, ha dicho Timmermans.

El vicepresidente del Ejecutivo comunitario ha subrayado que la decisión llega tras dos años intentando sin éxito establecer un diálogo con Varsovia para tratar de enmendar la controvertida reforma de la judicatura que preocupa a Bruselas, porque a su juicio concede al Gobierno ultraconservador polaco todo el control sobre el Poder Judicial.Con todo, el vicepresidente comunitario ha negado que Bruselas esté recurriendo al “botón nuclear” y ha subrayado que sigue abierto al “diálogo 24 horas al día, siete días a la semana”.

Procedimiento sancionador

En la práctica, la decisión de la Comisión Europea de este miércoles supone un paso preliminar del artículo 7 del Tratado de la UE, por el que la institución se dirige al Consejo y al Parlamento Europeo para que hagan sus propias evaluaciones sobre el Estado de derecho en Polonia.

Si los 28 o la Eurocámara concluyen, al igual que lo ha hecho el Colegio de Comisarios, que existe una “amenaza grave” para el Estado de derecho en Polonia, Timmermans espera que también estas instituciones envíen nuevas recomendaciones a las autoridades polacas para revocar la situación.

Además, Timmermans ha asegurado que si las autoridades polacas dan marcha atrás en sus reformas y ponen en práctica las enmiendas que le pide Bruselas, entonces el Ejecutivo comunitario, de acuerdo al Consejo y la Eurocámara, podría “reconsiderar” la aplicación del Artículo 7.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.